El Ayuntamiento activa el control de la mosca negra en los tramos de río que le competen

1149
El río Manzanares, a su paso por Rivas (Foto: Mariano F. Trejo)

El Ayuntamiento insiste en la necesidad de que Confederación Hidrográfica del Tajo y Comunidad de Madrid tracen un plan de actuación global para todos los municipios afectados.

Por segundo año consecutivo, Rivas ha iniciado en solitario el control de la mosca negra en los tramos de los ríos Jarama y Manzanares a su paso por el municipio. La inversión local para estos trabajos, que se extenderán durante cinco meses, asciende a 20.420 euros. El Ayuntamiento sigue enfatizando que las administraciones competentes para abordar de manera integral el problema, que afecta a las localidades madrileñas en ambas orillas, son la Comunidad de Madrid y la Confederacn Hidrográfica del Tajo.

El Gobierno local entiende que «las acciones en un solo municipio no proporcionan una solución definitiva». Además, hay municipios que, debido a sus limitaciones presupuestarias, no pueden destinar fondos públicos a esta labor de salud pública. Como apuntó recientemente la alcaldesa, Aída Castillejo, “Aunque Rivas implemente este tratamiento, la mosca sigue volando. Las moscas que nacen en Velilla vuelan y pican en Rivas, y viceversa. Por ello, es crucial que las entidades con competencia en este ámbito actúen [Comunidad y Conferencia Hidrográfica]”.

No obstante, el servicio contratado por la concejalía de Salud tiene como objetivo principal «reducir la población de simúlidos en el rmino municipal mediante la aplicación de tratamientos larvicidas en las zonas de cría». Las picaduras suelen ocurrir en las extremidades inferiores, principalmente por debajo de la rodilla, causando dolor, irritación, y ocasionalmente dermatitis, edema y picazón, pudiendo requerir atención médica.

Los trabajos incluyen la vigilancia e inspección de las zonas de riesgo de presencia de simúlidos, así como la identificación, prospección y monitorización de las áreas del Jarama y Manzanares susceptibles de generar focos de cría. Además, se aplican tratamientos correctivos larvicidas en ambos cauces cuando se detecta la presencia de focos de cría: se llevarán a cabo cuatro tratamientos en tres puntos de control, dos en el Jarama y uno en el Manzanares. También se contempla brindar atención e información a la ciudadanía.