El Ayuntamiento homenajea a quienes compusieron el Pleno municipal entre 1991 y 1995

1333
Miembros de la cuarta corporación democrática y de la actual, posando tras el acto en el Salón de Plenos (Foto Rivas Actual)

Desde 2019, se trata del cuarto acto en que se ha ido homenajeando a cada una de las corporaciones que, desde 1979, han sido alcaldes o concejales del Pleno.

La cuarta Corporación de Rivas, la compuesta por las y los concejales electos en la legislatura 1991-1995, fue homenajeada ayer en el Salón de Plenos del Ayuntamiento en un acto que continúa los realizados en 2019 y 2021 (en 2020 no se realizó debido a las restricciones de la pandemia) con las tres primeras corporaciones.

Lo que va convirtiéndose en una tradición comenzó en 2019, cuando, con motivo del 50 aniversario de la constitución, en 1979, de la primera corporación democrática tras la dictadura franquista, se le hizo un homenaje en el que el Alcalde de la misma, Antonio Martínez Vera, hizo una breve semblanza de cómo discurrió aquella primera legislatura, en la que ninguna de las personas elegidas tenía ni siquiera el recuerdo de lo que suponía administrar un municipio con unos concejales elegidos democráticamente.

Ayer le correspondía ser homenajeada a la cuarta corporación, la que rigió la marcha de Rivas desde 1991 a 1995. Se trató, según recordó el Alcalde actual, Pedro del Cura, de «la única legislatura con tres alcaldes» a lo largo de la misma. Efectivamente, la legislatura comenzó con la elección de Eduardo Díaz Montes, de Izquierda Unida, como alcalde. A mitad de su mandato recibió la moción de censura impulsada por su propio grupo, siendo sustituido por Candela Cajas, que solamente estuvo como alcaldesa durante unos meses de 1992, para terminar siendo sustituida, a su vez, por Antonio Serrano, también de IU, quien finalizó la primera legislatura en la que Izquierda Unida había arrebatado al PSOE una Alcaldía que ha mantenido desde entonces.

Fue una legislatura también marcada por algunas anécdotas y algún hecho no tan anecdótico. Entre las primeras figura la presencia en un medio con proyección local de una firma, como periodista, nada menos que de la actual reina de España, Leticia Ortiz. El hecho no tan anecdótico fue el embargo decretado por un juez contra el Ayuntamiento, a causa de una deuda que una inmobiliaria reclamaba a la Corporación. El Ayuntamiento estuvo sin poder pagar los sueldos de los funcionarios hasta la solución del problema, unos meses después.

Tras el acto de homenaje, en el que concejales y concejalas de la actual Corporación entregaron medallas conmemorativas a quienes fueron ediles entre 1991 y 1995, y una vara de Alcalde que Del Cura entregó a Antonio Serrano, los miembros de ambas corporaciones, más una veintena de concejales y concejalas de otras legislaturas presentes en el acto, se celebró un pequeño ágape en la plaza del Casco Antiguo.