El Centro de Protección Animal de Rivas podrá abrir después del verano

647

Las obras comenzaron el pasado 25 de mayo y el Alcalde afirma que “estarán terminadas en unos tres meses”. El centro triplicará los espacios de acogida de animales. Por el momento, el centro Los Cantiles sigue realizando sus funciones y ya es posible la visita presencial para realizar adopciones, aunque con cita previa.

Las obras de construcción del nuevo Centro Integral de Protección Animal de Rivas (CIPAR) comenzaron el pasado 25 de mayo y está previsto que terminen “en tres meses”, según declaró ayer en rueda de prensa el Alcalde, Pedro del Cura.

Según Teo Antúnez, portavoz de Rivanimal (la entidad que gestiona el actual centro Los Cantiles), “la primera fase del CIPAR ya aportará aproximadamente el triple de espacio para acogida de animales que el que ofrece ahora Los Cantiles”. Aunque el criterio de gestión será “de protección animal integral, el mismo que funciona en Los Cantiles desde 2016”, el nuevo centro estará dotado de instalaciones de clínica veterinaria que permitirán “atender de manera más completa a los animales depositados en el centro”, así como “mayores espacios de esparcimiento, que mejorarán la estancia de los animales acogidos”.

El CIPAR ocupará la parcela municipal situada en la Avenida de la Técnica, en el Polígono Indusrial, junto a los campos de fútbol de Santa Ana.

Vuelven las adopciones en Los Cantiles

Por otro lado, el centro Los Cantiles vuelve a realizar adopciones. Desde el Ayuntamiento y Rivanimal se hace un llamamiento a la ciudadanía para que adopten a los ejemplares que aguardan una nueva familia.

Actualmente hay acogidos 71 perros, 180 gatos y cuatro animales de otras especies, de los que una cuarta parte se encuentran en Los Cantiles y el resto en casas de acogida y residencias concertadas.

Las visitas al equipamiento municipal (calle de la Fundición, 1) deberán realizarse con cita previa: en el correo electrónico cranimales@rivasciudad.es o los teléfonos 91 660 27 94 o 91 660 29 94. Se otorgará horario preferente a las personas mayores. Las instalaciones están tratadas con las medidas higiénicas pertinentes.

Durante el estado de alarma (desde el 15 de marzo hasta el 24 de mayo), entraron siete  perros y 98 gatos. Esas cifras representan un número sensiblemente inferior al mismo periodo de 2019 en cuanto al número de canes (menos de la mitad) y similar en el caso de los felinos (la mayoría corresponden a camadas callejeras que se producen en esta época del año).

Durante el periodo de confinamiento, el centro permaneció en funcionamiento sólo para las tareas esenciales del cuidado de los animales, con suspensión de adopciones y reducción de las jornadas laborales para evitar el contacto personal y el sistema de voluntariado. Solo se realizaron acogidas y trámites veterinarios urgentes, al igual que se garantizó la alimentación de las colonias felinas autorizadas. En las últimas semanas también se ha reanudado el programa de control felino en las calles de la ciudad.