El club La Meca de Rivas mantiene por segundo año el área de psicología en sus equipos

176
Una de las sesiones de trabajo con jugadores y jugadoras del club (Foto La Meca de Rivas)
Una de las sesiones de trabajo con jugadores y jugadoras del club (Foto La Meca de Rivas)

El equipo actual, formado por tres formadores y cuatro estudiantes en prácticas, lleva cuatro meses trabajando en el club con distintos equipos del mismo. Trabajan las dinámicas de grupo y las actitudes personales con el fin de reforzar la cohesión en los equipos y los valores personales en la práctica deportiva. Es el segundo año que el club aplica tel trabajo psicológico a la preparación y formación de las y los jugadores.

Tres formadores psicológicos que actúan por segundo año en el club de fútbol La Meca de Rivas, dirigen un equipo de estudiantes de Psicología en prácticas cuyo cometido es ayudar a los distintos equipos del club a fortalecerse como tales, al tiempo que a apoyar la formación en valores y la atención personalizada a jugadores o jugadoras. El fin de este trabajo lo excplia el club en pocas palabras: “ayudar a que los equipos del club progresen y prosperen en todos los aspectos tácticos, técnicos y físicos continuamente con la base que defendemos desde el club: disfrutar, actitud, esfuerzo y compromiso”.

El equipo psicológico, compuesto por los formadores Sara, Fernando y Andrea y por los estudiantes en prácticas Alberto, Cristina, Dessyree y Manuel, “llevan alrededor de cuatro meses en el club y están realizando tareas esenciales para la mejora del funcionamiento de los grupos”, asegura el club. En su trabajo han estado observando, conversando con los entrenadores, las jugadoras y los jugadores, y han ido proponiendo actividades y dinámicas para que el funcionamiento y el rendimiento de los equipos pueda llegar a ser lo más fluido y efectivo posible.

“Hemos realizado actividades para mejorar la cohesión grupal con los equipos alevines, juveniles y el Aficionado Femenino. Sin embargo, para poder trabajar en equipo en un deporte colectivo como es el fútbol, la comunicación es esencial y esa ha sido una competencia trabajada especialmente con el Cadete Femenino. Asistiendo a las reuniones en los vestuarios tras los partidos hemos podido observar qué aspectos son positivos y cuales se han de mejorar para poder así proponer más dinámicas”, afirman desde La Meca de Rivas.

Andrea, una de las formadoras, acompaña al Infantil Femenino en su segunda temporada en el equipo y en la entidad, lo que le está dando la oportunidad de aplicar los
conceptos y la metodología de trabajo adquiridas el año pasado para poder profundizar más a nivel individual con las jugadoras, desarrollando trabajos específicos de objetivos, a nivel atencional y de gestión emocional, además de una mejora de las actuaciones de ellas en los entrenamientos.

Escuela de valores

Otras de las funciones fundamentales que desempeña este equipo psicológico es el trabajo con los más pequeños, la escuela de valores; ese espacio donde los equipos de fútbol base tienen la oportunidad de aprender e interiorizar valores que mediante el deporte les es más sencillo poner en práctica. Los valores que se han trabajado el pasado mes de enero, por ejemplo, han sido el respeto y la atención, ambos igual de importantes y útiles ya sea en el ámbito deportivo como en el colegio o en casa.

Trabajo individualizado

No obstante, las actuaciones del equipo no se resumen sólo en trabajos grupales, los psicólogos asisten a nivel individual a los jugadores y jugadoras tratando de ayudarles en las dificultades y a mejorar en las demandas que presentan. “No se nos puede olvidar que, aunque se trate de una escuela de fútbol, en todo momento nos rodeamos de chicos y chicas que están en pleno desarrollo de sus capacidades, de su personalidad y algunos y algunas en unos años de adolescencia que pueden llegar a ser complicados de manejar”, explican los directivos de La Meca de Rivas.

Por ello, “el club siempre defiende una filosofía de enseñar a los chicos y chicas a compaginar estudios y deporte, ya que ambos son elementos esenciales para el desarrollo personal, enseñándonos valores como la responsabilidad, el compromiso y la organización”. Por tanto, “desde el club damos asistencia a los jugadores y jugadoras si en algún momento se sienten desbordados o presentan dificultades al compaginar estudios y deporte. En ese sentido hemos tratado de enseñarles una metodología de estudio y de organización de agenda y horarios que les permita seguir participando en el deporte que más les gusta”.