El Gobierno regional admite colaborar con la Federación de Municipios de Madrid

821

Se lanza la idea de un “Gran pacto” entre administraciones para abordar los efectos de la crisis del coronavirus. Se reconoce la necesidad de una cooperación entre Gobierno regional y ayuntamientos para “generar certidumbre y dar respuesta a las necesidades de los madrileños”.

El vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado, se reunió ayer telemáticamente con el rpesidente de la Federaci´no de Municipios de Madrid (FMM), Guillermo Hita, y con tres de los videpresidentes de la misma, los alcaldes de Leganés (Santiago Lorente), Rivas (Pedro del Cura) y Paracuellos (Jorge Alberto Campos), para abordar tareas de coordinación entre ambas instituciones.

El vicepresidente y portavoz del Gobierno regional, Ignacio Aguado, mantuvo ayer una reunión telemática con el presidente de la Federación de Municipios de Madrid (FMM) y alcalde de Arganda del Rey, Guillermo Hita, y con diferentes representantes de la institución como el alcalde de Leganés, Santiago Llorente, el alcalde de Paracuellos de
Jarama, Jorge Alberto Campos, y el alcalde de Rivas-Vaciamadrid, Pedro del Cura, dentro del contexto generado por la crisis del coronavirus (COVID-19). La FMM venía reclamando insistentemente desde hace tiempo esta reunión, sin que hasta ayer lograsen realizarla.

Uno de los objetivos del encuentro telemático fue valorar los pasos a dar en el proceso de desescalada que afronta la Comunidad de Madrid y cada uno de sus municipios, sin perder de vista el restablecimiento del sector económico y social. Se propuso, además, instalar “una relación de cooperación y contacto fluido entre el Ejecutivo regional y la FMM”. Ambas partes coincidieron en la necesidad de impulsar un Gran Pacto para combatir los efectos sanitarios, económicos y sociales del COVID-19.

En esta línea, Aguado aseguró que los efectos económicos y sociales del COVID-19 “no tienen precedentes y requieren una actuación conjunta”. “Las acciones que se adopten ahora y de común acuerdo permitirán minimizar los daños en el tejido productivo y en el día a día de la Comunidad de Madrid”.