El juez concede la suspensión cautelar de la sanción impuesta al oficial de Policía Local

1810

La sanción se estableció, por parte del Ayuntamiento, en tres años y cuatro meses de empleo y sueldo. El sindicato CPPM pidió la suspensión cautelar de la sanción y el juez la concede a la espera de la celebración del juicio y posterior sentencia.

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 7 de Madrid emitió el pasado 2 de febrero una sentencia, dada a conocer hoy por el sindicato de Policía Local CPPM, en la que se estima y concede la petición de suspensión cautelar de la sanción disciplinaria contra el cabo de la Policía Local de Rivas Arturo Ojer. La sanción impuesta por el Ayuntamiento, efectiva desde el pasado mes de diciembre, era de tres años y cuatro meses de empleo y sueldo.

La sentencia especifica que el Ayuntamiento puede recurrirla en el plazo de 15 días, cosa que ya ha anunciado que está dispuesta a hacer. La medida cautelar, como tal, no implica costas para el Ayuntamiento, quien no ha realizado ninguna otra declaración a preguntas de RIVAS ACTUAL.