EMV Rivas buscará “mejorar con criterios sociales” la gestión de viviendas en alquiler

113
Uno de los edificios de EMV Rivas con viviendas en alquiler, en la calle Manuel Azaña
Uno de los edificios de EMV Rivas con viviendas en alquiler, en la calle Manuel Azaña
Uno de los edificios de EMV Rivas con viviendas en alquiler, en la calle Manuel Azaña

La Empresa Municipal de la Vivienda (EMV) de Rivas está trabajando junto a técnicos municipales en la elaboración de una batería de medidas que permitan mejorar, a partir del próximo otoño, la gestión de las viviendas públicas en régimen de arrendamiento promovidas por la empresa pública ripense, reforzando sus criterios sociales. En estos momentos, la EMV de Rivas gestiona un parque de 518 pisos en alquiler.

Las citadas propuestas, que deberán ser debatidas y refrendadas en el inicio del curso por el Consejo de Administración de la EMV, pretenden, por ejemplo, ajustar el precio de los alquileres por tramos a las familias adjudicatarias según su nivel de ingresos, o reducir al mínimo el tiempo en el que las viviendas estén vacías en el lapso que se produce entre la salida de quienes las dejan y la entrada de las nuevas personas adjudicatarias. Del mismo modo, se busca limitar el número de impagos que repercuten negativamente sobre el erario público, ofreciendo facilidades de devolución de la deuda contraída y abriendo más posibilidades de ayuda a las familias que no puedan asumir su alquiler actual.

“Rivas se ha distinguido siempre por la defensa del derecho constitucional que garantiza el acceso a una vivienda pública digna y de calidad”, declara Ana Mª Reboiro, concejala de Urbanismo y consejera delegada de la EMV. “Por esa misma razón, como administración pública tenemos la responsabilidad de evitar que nadie se aproveche de este derecho no pagando el alquiler si dispone de los recursos para hacerlo y de reforzar la función social de la vivienda”, añade la edil.

Otra de las medidas que se prevé poner en marcha de forma inminente es la creación de un registro público y unificado de todas las viviendas de protección en régimen de arrendamiento. Esta experiencia, que ya se ha implantado con éxito en municipios como San Sebastián, Barcelona o Ciudad Real, facilita a toda la ciudadanía el conocimiento inmediato de quién está en las listas de espera, al tiempo que agiliza y automatiza los cambios de inquilinos y aporta toda la información sobre las condiciones que deben cumplirse para acceder a estos pisos públicos. De la misma manera, la EMV negociará con el SAREB (Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria) la  posible incorporación de sus pisos vacíos en Rivas al citado registro, para darles un uso que responda al cumplimiento del derecho a una vivienda.

En esta misma línea, desde la EMV y el Ayuntamiento de Rivas se quieren potenciar los alquileres sociales para las familias ripenses que lo necesiten. Gracias a estos nuevos mecanismos de gestión y a la necesaria coordinación con la Concejalía de Servicios Sociales, se va a poder responder mejor a estas situaciones potenciadas como consecuencia de la crisis económica.