Fallece en Arganda una persona para la que se había solicitado atención urgente

1651
Imagen genérica

El fallecido, una persona de mediana edad, falleció a pesar de los intentos, primero, de una enfermera y un celador del Punto de Atención Continuada, y después, de una unidad del SUMMA 112. El Alcalde afirma que no tiene «la cualificación» necesaria para «asegurar la relación directa» entre el fallecimiento y «la falta de médicos en el servicio de Urgencias».

Un hombre de 48 años falleció el pasado sábado en Arganda del Rey a consecuencia de una insuficiencia cardiopulmonar. Otra persona, conocida del fallecido, había acudido al Punto de Atención Continuada (PAC) del municipio, advirtiendo de la necesidad de atención urgente para el enfermo, que se encontraba inconsciente. Al no haber médico alguno presente en el servicio de Urgencias, sólo una enfermera y un celador pudieron acercarse hasta el domicilio del paciente.

Una vez allí, se encontraron con agentes de la Policía Local, que habían llegado antes al lugar del suceso. La enfermera y el celador realizaron maniobras de reanimación con un desfibrilador automático. Poco después llegó una unidad del SUMMA 112, que continuó intentando reanimar a la persona utilizando un equipo de soporte avanzado, aunque después de una hora de intentarlo, no pudieron más que certificar la muerte del paciente.

Reacciones

El Alcalde de Arganda, Guillermo Hita, ha expresado sus condolencias a los familiares del fallecido mediante un video colgado en su cuenta particular de Twitter. El regidor argandeño ha valorado que no cuenta con «la cualificación» necesaria para «asegurar la relación directa» entre el fallecimiento y «la falta de médicos en el servicio de Urgencias». No obstante, ha añadido que «Estamos en riesgo de que hechos de estas características tuviesen relación con la falta de médicos y profesionales en el servicio de Urgencias».

Por su parte, la Plataforma SAR, que agrupa a trabajadores sanitarios de urgencias extrahospitalarias, ha expresado sus dudas acerca de si esa persona pudiera haber sido correctamente atendida en los días previos al fallecimiento, ya que, según esta entidad, familiares del fallecido han declarado que éste se «encontraba bastante mal» los últimos días. Los profesionales de Plataforma SAR han valorado que «Se está jugando con la vida de nuestros pacientes» y ha explicado que «El desarrollo del actual plan de urgencias extrahospitalarias, impuesto sin tener en cuenta las necesidades de la ciudadanía, y tampoco las posibilidades reales de los sanitarios de dar la adecuada cobertura a las mismas, al no contar con equipos completos, está generando una falta de equidad en lo que respecta al tratamiento que pueda recibir la población, así como en la accesibilidad al mismo, violando su derecho a recibir una atención sanitaria de calidad».

Un comunicado de Plataforma SAR explica que «la población esta desconcertada y desconoce si el centro de urgencias está o no cerrado y si habrá o no el equipo sanitario necesario para una correcta atención sanitaria». También asegura en su nota que «En el PAC de Arganda del 16 al 20 de noviembre y los días 23 y 25 no hubo médico», para exponer sus dudas acerca de si «esa persona pudiera haber sido correctamente  atendida los días previos al desenlace».


Izquierda Unida de Arganda ha emitido un comunicado en el que lamenta «profundamente este horrible suceso y creemos que se debe abrir de manera inmediata una investigación sobre los hechos». En su nota asegura que les «consta» que «falta un número indeterminado de médicos de cabecera en el Centro de Salud del Camino del Molino, por lo que desconocemos la cantidad de habitantes del municipio que actualmente solo pueden recurrir al médico de urgencias»..