FAMMA asesora a microempresas para acceder a las ayudas por contratar a personas con discapacidad

2218
Imagen genérica

La entidad ha editado una guía  para explicar cómo las microempresas pueden beneficiarse de ayudas por contratación indefinida, adaptación del puesto de trabajo, ahorro de hasta el 50% en la cuota empresarial y otras características relacionadas con la contratación depersonas con discapacidad.

Las microempresas también son aptas para beneficiarse de ayudas, subvenciones o  bonificaciones por la contratación de una persona con discapacidad. Así lo anuncia la nueva guía informativa de la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid, (FAMMA Cocemfe Madrid) realizada para asesorar aquellas microempresas que no dispongan de información sobre la posibilidad de contratar personas con discapacidad.

Según los datos ofrecidos por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, en enero de 2021 el porcentaje de microempresas estaba en el 38,38%, lo que equivale a 1.107.145 negocios constituidos como microempresas. Y es en este porcentaje donde la entidad quiere fomentar la inclusividad y la igualdad de oportunidades, recopilados en el objetivo 8 y 10 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

A diferencia de las PYMES, las cuales deben cumplir la cuota de reserva del 2% en plantillas de más de 50 trabajadores, las microempresas se mantienen al margen ante el desconocimiento de poder disfrutar de este tipo de beneficios de igual manera y contribuir así en la integración laboral de las personas con discapacidad.

Incentivos para la contratación

Los incentivos que la guía refleja son de múltiples tipos y dependen de la modalidad de contrato que se hace al empleado. Por cada contrato indefinido a una persona con discapacidad, a jornada completa, el empleador recibe 3.907 euros. Por la adaptación de puestos de trabajo, la dotación de equipos de protección o la eliminación de barreras, el empleador recibe una subvención de hasta 902 euros.

A su vez pueden deducirse de la cuota íntegra del Impuesto de Sociedades cuando se incrementa el promedio de trabajadores en la plantilla en 9.000 euros por persona y año con grado de discapacidad igual o mayor del 33 %, o de 12.000 euros por persona y año con grado de contrato temporal de discapacidad igual o mayor al 65 %.

Las empresas que celebran contratos en prácticas con trabajadores con discapacidad tienen derecho a una reducción del 50% de la cuota empresarial. Si la duración del contrato es igual o superior a doce meses, se puede solicitar subvenciones para la adaptación del puesto.

Requisitos

A la empresa se requiere que se halle al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias y de Seguridad Social y que no haya sido excluida del acceso a los beneficios derivados de la aplicación de los programas de empleo por la comisión de infracciones muy graves no prescritas.

Con relación a los requisitos del trabajador, la persona debe tener un grado de discapacidad igual o superior al 33% reconocido. También debe encontrarse inscrito en el Servicio Público de Empleo y no haber estado vinculado a la empresa, grupo de empresas o entidad en los veinticuatro meses anteriores a la contratación mediante un contrato por tiempo indefinido. Por último, quedan excluidos los trabajadores que hayan finalizado su relación laboral de carácter indefinido en un plazo de tres meses previos a la formalización del contrato.

La Agencia de la Colocación es la encargada de presentar esta guía informativa para asesorar a las empresas que busquen contratar trabajadores con algún tipo de discapacidad. En concreto, el Área de Formación y Empleo de la Federación, cuya finalidad es fomentar la empleabilidad y ofrecer un apoyo a la empresa en el proceso de incorporación de trabajadores con  discapacidad, acompañándolas en el proceso de contratación, la adaptación del puesto o informándolas sobre las subvenciones y apoyos a la contratación.