Grupos ecologistas acusan a la Consejería de Medio Ambiente de “inhibirse en sus obligaciones”

130
Una zona de humedales en el Parque del Sureste (Foto tomada del blog naturaparquesureste.blogspot.com.es)
Una zona de humedales en el Parque del Sureste (Foto tomada del blog naturaparquesureste.blogspot.com.es)
Una zona de humedales en el Parque del Sureste (Foto tomada del blog naturaparquesureste.blogspot.com.es)

El departamento que dirige el Consejero Borja Sarasola se desentiende de las agresiones que afectan a las aguas superficiales del río Jarama y de los humedales del Parque del Sureste. Eso es lo que denuncian diversas organizaciones ecologistas especializadas en el entorno del Parque del Sureste. Vertidos de aguas fecales, lodos, y toda clase de agresiones al medio acuático se producen todos los años y son denunciadas por las ONGs y por los agentes forestales. En todos los casos la reacción de la Dirección General de Evaluación Ambiental (DGEA) es siempre la misma, según los ecologuistas: “pasan la pelota” a la Confederación Hidrográfica del Tajo, ignorando los informes de infracción elaborados por el Cuerpo de Agentes Forestales. El resultado es la ausencia de intervención alguna para poner fin a situaciones que se repiten una y otra vez con total impunidad.

 
“Resulta decepcionante comprobar cómo los humedales son utilizados para campañas de propaganda institucional por parte del actual consejero de Medio Ambiente, pero abandonados a su suerte cuando se trata de hacer frente a agresiones reiteradas, que los ciudadanos y los agentes forestales ponemos en conocimiento de los responsables de los departamentos de disciplina ambiental (DGEA)”, denuncia el comunicado de las organizaciones defensoras del medio ambiente. En el caso de los informes de los agentes forestales, “nos consta que en varias ocasiones han intervenido ante las denuncias que les hemos presentado, han levantado acta confirmando los hechos (incluso a los autores), para finalmente perderse los informes de denuncia, que ni siquiera se remiten a la Confederación Hidrográfica del Tajo como prueba. En ocasiones la propia Fiscalía de Medio Ambiente ha tenido que intervenir, mientras la Administración Regional ignoraba las denuncias, a pesar de la gravedad de los hechos”, añade.
 
Inhibirse ante las agresiones a los ecosistemas acuáticos constituye un abandono de obligaciones inaceptable por parte de la Administración Regional. Una amplia batería de legislación nacional y autonómica identifica a la Consejería de Medio Ambiente (de la que depende la DGEA) como la administración encargada de la gestión, conservación y vigilancia de los parque regionales y los espacios de la Red Natura, sin ninguna excepción entre los ecosistemas y recursos naturales que albergan. Todo ello, con independencia de que algunas de estas competencias sean compartidas con la administración de cuenca.
 
Los grupos ecologistas que trabajan en el ámbito del Jarama y el Parque Regional del Sureste (Arba, Asociación Ecologista del Jarama “El Soto”, Ecologistas en Acción, Grama y Jarama Vivo) lamentan “la incompetencia y la falta de sensibilidad de los actuales gestores del medio ambiente regional, incapaces de intervenir en la gestión de los ecosistemas que tienen a su cargo, o de convocar siquiera el Consejo de Regional de Medio Ambiente, sin reunirse desde hace ya cuatro años. Los colectivos de voluntarios seguiremos denunciando las agresiones que observemos y estudiaremos en lo sucesivo trasladar a otras instancias la inhibición de esta Administración”.