Intenso fin de semana de flamenco en la Casa de Andalucía de Rivas

98

La Casa de Andalucía de Rivas retoma la temporada y lo hace con fuerza e intensidad como todos los años. A la variedad de talleres, clases y actividades culturales que realizan durante la semana, hay que unir los espectáculos de los sábados Flamencos y los populares y tradicionales Aperitivos Flamencos de los domingos.

Y así será el próximo fin de semana en la que los buenos “aficionaos” podrán disfrutar de este doblete durante el sábado y el domingo. El sábado 20 de Octubre a las 21:00 horas y al precio habitual de socios a 8 € y No socios a 12€, tendrá lugar la actuación de Ingueta Rubio, descendiente de una saga, la de los Rubios, procedentes de la Línea de la Concepción (Cádiz). Los fandangos y bulerías de Miguel “el Rubio”, su padre, han marcado historia en el flamenco, no en vano se dicen que el gran Camarón “cogió” las formas de Miguel el Rubio y sus memorables fandangos.

Ingueta ha absorbido toda esa enseñanza de su familia y mucho más, según dicen. Es un músico inmenso que además de cantar con el sello familiar, es violinista, guitarrista y cantautor flamenco, por lo que no es de extrañar que figure en festivales como Suma Flamenca, Bienal de Málaga, etc. Además Ingueta ha sido el ganador del Primer Concurso del Festival “Flamencos y mestizos” de Úbeda en mayo de este año.

Junto a Ingueta el tándem perfecto, la guitarra del gran guitarrista de Cañorroto, Kilino Jiménez.

Y si alguien se quedó con ganas de más flamenco después del recital del sábado, el domingo a partir de las 13:00h y con entrada libre, se puede disfrutar en un ambiente más distendido de los populares Aperitivos Flamencos. La habitual cita flamenca del tercer domingo de cada mes de octubre en la sede de la Casa de Andalucía de Rivas (en la plaza del Monte Ciruelo) y que son una cita ineludible para los buenos “aficionaos” al flamenco, en la que cantar y escuchar buen cante acompañados de las guitarras residentes de la Casa, José Manuel Chamero y Juan Antonio Muñoz, a la vez que se pueden degustar tapas caseras y tomar un buen vino.