La actualidad de Rivas día a día

Puedes seguirnos en

Síguenos en: FacebookSíguenos en: TwitterSíguenos en: LinkedInSíguenos en: TuentiSíguenos en: MySpace


La candidatura municipal impulsada por Podemos Rivas será “abierta a mucha gente”


Votación en la última asamblea de Podemos Rivas (tomada del streaming ofrecido en directo por Podemos)

Votación en la última asamblea de Podemos Rivas (tomada del streaming ofrecido en directo por Podemos)

Con multitud de rumores respecto a lo que implica a efectos de apertura el modelo de candidatura que Podemos Rivas ha decidido utilizar para las próximas municipales, la fórmula del ‘partido instrumental’, utilizada ya por varias formaciones locales de Podemos, ha generado una polémica producto de la confusión de términos y, a veces, del interés por forzar una candidatura en la que IU y Podemos se presenten juntos a los ojos de la ciudadanía. Los responsables ripenses de la formación liderada a nivel nacional por Pablo Iglesias descartan tanto esa posibilidad, como la de ir solos a las elecciones.Imágenes integradas 1

La fórmula elegida el pasado miércoles por la asamblea de Podemos Rivas para presentarse a las elecciones municipales de mayo próximo ha generado un sinfín de polémicas, debido sobre todo a la confusión del nombre que se ha utilizado par denominar a esa fórmula: ‘partido instrumental’. ¿Se trata de un nuevo partido que va a formar gente que abandona Podemos? ¿Es una trampa para bordear el mandato de la Asamblea Ciudadana Estatal de Podemos realizada el pasado otoño, y que prohíbe a las secciones locales del partido presentarse a las municipales con el nombre propio de Podemos? ¿Lo que se pretende es crear una candidatura cerrada que excluya a los movimientos sociales y personas a título individual que sí formarían parte de la típica candidatura abierta?

Los responsables de Podemos Rivas responden a esas mismas preguntas con un categórico y rotundo ‘no’. José María Álvarez, secretario general de Podemos Rivas, ha declarado a Rivas Actual que “el mecanismo del ‘partido instrumental’ es uno más de los posibles para llevar a cabo la presentación de una candidatura en la que Podemos Rivas cree que debe estar para las próximas municipales. Existen otros mecanismos que también hemos contemplado, pero que convertían el proceso de legalización de la candidatura en algo más caro y engorroso, además de requerir mucho más tiempo cuando vamos con unos plazos demasiado justos”.

Se refiere Álvarez al mecanismo de la agrupación electores, que es el que la legislación prevé como único posible cuando una candidatura es impulsada no por uno o varios partidos, sino por personas a título individual. Este otro mecanismo tiene considerables desventajas para quienes lo utilizan. Entre ellas, y quizás la principal, es la obligación de los promotores de la agrupación de recoger una determinada cantidad de avales a la candidatura (cantidad que varía en función del número de electores en el municipio del que se trata), y que en Rivas ascendería a 1.500 firmas. Además, éstas no pueden recogerse simplemente, sino que debe hacerse en modelos de impreso oficial suministrados por la autoridad electoral, y acompañados de fotocopias del documento que se menciona junto con la firma (DNI, NIE, etc.). Para recoger esas 1.500 firmas, Podemos Rivas dispondría de un plazo de sólo 20 días desde que pudiesen comenzar a solicitarlas, hasta que fueran entregadas, debidamente ordenadas, ante el secretario municipal del Ayuntamiento, o ante un juez de paz, para que éstos las validasen.

Además de ese inconveniente principal, la agrupación de electores tiene otros de bastante peso: limita las posibilidades de financiación de la candidatura que utiliza esta fórmula, y sólo se puede utilizar para una cita electoral, debiendo en la siguiente, si la misma candidatura continúa presentándose, realizar el proceso de nuevo y no pudiendo utilizar el mismo nombre usado la primera vez.

La carrera por lanzar primero una ‘candidatura de unidad popular’

Pero el propio Álvarez reconoce que el motivo fundamental de elegir esta opción del ‘partido instrumental’ radica en el hecho de que “una candidatura cuyo impulso se diese mediante una convocatoria totalmente abierta a cualquier persona de Rivas atraería, según lo que hemos podido constatar, a la militancia local de Izquierda Unida, cuya opción pasa por arroparse con ese tipo de candidatura abierta para minimizar los daños que han causado a su imagen los recientes escándalos y polémicas relacionados, primero con la gestión relacionada con la Empresa Municipal de la Vivienda, y después con las contrataciones municipales”.

El secretario general de Podemos Rivas relata que “entre la primera sesión que hicimos de la asamblea decisoria sobre cómo presentarnos, realizada el jueves 12 de febrero, y la segunda sesión y última, la del miércoles 18, ocurrió algo que terminó de convencer a mucha gente de Podemos de que Izquierda Unida buscaba una candidatura abierta como hábitat en el que mejor guarecerse de los ataques que sin duda espera que le lluevan desde distintos ángulos”. Álvarez detalla que “el lunes 16 tuvimos noticia de una convocatoria a una reunión en la que se pretendía impulsar una candidatura de unidad popular, pero la convocatoria iba sin firma”. La carta de convocatoria explicitaba la voluntad de los convocantes de “sumar esfuerzos para profundizar en las prácticas positivas que se han dando en el municipalismo ripense (apoyo a la cooperación internacional, lucha contra los desahucios, defensa de la sanidad pública, apoyo al asociacionismo, etc.) y, a la vez, para poner fin a prácticas negativas que han limitado la gestión directa de los servicios públicos, la transparencia de la gestión municipal, la participación vecinal directa y la rendición de cuentas ante los vecinos” y llamaban a asistir a “una reunión para constituir una Mesa Ciudadana para avanzar hacia la constitución de una Candidatura unitaria para las elecciones municipales en Rivas-Vaciamadrid”.

La reunión se llevó a cabo el día siguiente, martes, 17 de febrero, con asistencia de trece personas. De ella salió un comunicado en el que se daba cuenta de la reunión habida y se convocaban dos reuniones de la “asamblea ciudadana” que aparentemente se daba por constituida a partir de la mencionada reunión del día 17. Las dos “asambleas ciudadanas” se fijaban para los días 24 de febrero y 3 de marzo. Se da la circunstancia de que “asamblea ciudadana” es el término con el que Podemos ha popularizado sus reuniones plenarias de inscritas e inscritos en el partido, lo que “la utilización del mismo término en una convocatoria que no procede de Podemos daba lugar a interpretar que nosotros estábamos detrás de esa convocatoria, cuando no era así”, aclara José María Álvarez. A la reunión del 17 de febrero habían acudido, según Álvarez, cuatro personas de Podemos “a título estrictamente personal, y en el caso de varios de ellos, al menos, con fines meramente informativos, para saber de qué iba esa convocatoria”. Al menos una de las personas de Podemos que asistieron a la reunión ha confirmado a Rivas Actual que su presencia en la misma no implicaba que firmase “ningún llamamiento a constituir nada”.

El siguiente paso en este modesto “thriller” fue la publicación, con fecha 19 de febrero, de un comunicado de IU Rivas en el que se “saluda favorablemente el llamamiento ciudadano para impulsar una candidatura unitaria en Rivas”, según rezaba el titular del mismo. IU Rivas valoraba de manera extraordinariamente positiva la iniciativa adoptada por los convocantes de la candidatura popular (que a estas alturas no cuenta con ningún nombre propio), y asumía un papel impulsor de la misma explicando que “IU Rivas lleva tiempo trabajando a favor de la convergencia y la unidad popular para construir una candidatura ciudadana en torno a un programa para la gente”. Recordaba, además, el comunicado que “La asamblea local de IU aprobó, el pasado 22 de enero, una resolución comprometiéndose a trabajar en esta línea”.

Éstos fueron los elementos que a José María Álvarez le convencieron de que “la convocatoria se acabaría convirtiendo, fuera o no la intención de los convocantes, en un instrumento al servicio de la estrategia electoral de Izquierda Unida”. Y no sólo a él: “Fueron muchas las personas, entre ellas una buena parte del Consejo Ciudadano [de Podemos Rivas, órgano de dirección del partido a nivel local], que cambiaron también de opinión sobre la oportunidad de impulsar una candidatura de unidad popular, que era la opción mayoritariamente defendida en la anterior sesión de la asamblea”. El resultado de este cambio de opinión fue el posicionamiento mayoritario dela asamblea de Podemos Rivas del pasado 18 de febrero, en el sentido de optar por el ‘partido instrumental’ como herramienta para sustentar la candidatura que Podemos quiere lanzar en Rivas.

IU, un factor polémico

Tras estos cambios se sitúa, según diversas fuentes de Podemos local, la postura que mayoritariamente se da en la formación respecto a IU. “En mi opinión, no existe un sentimiento anti-IU significativo en Podemos Rivas”, explica el secretario general de esa formación, “pero nos resulta obvio que si hemos creído oportuno presentarnos dentro de una candidatura a las elecciones municipales, es porque no valoramos suficientemente bien la gestión municipal en Rivas, de la que Izquierda Unida ha sido protagonista indiscutible en los últimos veinte años, y no nos parece lógico acabar presentándonos en una candidatura junto con quienes han sido responsables de una gestión que valoramos en algunos aspectos, pero criticamos en otros muchos”.

Álvarez recuerda que “no sólo está la cuestión de la gestión privada de la EMV y las posibles incorrecciones que se hallan producido en la misma; o las prácticas de dudosa validez ética en torno a casos de contratación municipal que recientemente han salido a la luz. Está, más en general, la cuestión de una política que por un lado proclama su aspiración de municipalizar los servicios, pero que en la práctica mantiene o genera una gran cantidad de ellos en manos de empresas privadas”. El responsable municipal de Podemos Rivas cita en ese sentido los casos de “las escuelas municipales de tenis, los servicios sanitarios en instalaciones deportivas, los servicios de dinamización de actividades de participación ciudadana, la atención deportiva en piscinas municipales… la lista sería larga”. En todos o la mayoría de esos casos, Podemos ha “denunciado esta práctica, a través de nuestra web y nuestras cuentas en redes sociales, y también a través de medios de comunicación locales que se han hecho eco de estas denuncias”.

Un ‘partido instrumental’ que se abrirá a la ciudadanía

No obstante, la opción del ‘partido instrumental’ como herramienta para presentar una candidatura de la que forme parte Podemos, no deja de tener sus inconvenientes. “El principal de ellos, según estamos viendo, es la confusión que puede estar produciendo en algunas personas, en el sentido de pensar que se trata de que dejamos el partido Podemos para crear otro nuevo en el que nos metemos para hacer las cosas a nuestro aire”, señala José María Álvarez. “No es así”, puntualiza, y prosigue “Cuando hablamos de partido instrumental nos referimos precisamente a eso: un partido que habrá que crear pero sólo como instrumento que permita la legalización y posterior presentación de una candidatura a las municipales”. Además, añade, “aunque se le llame partido, desde Podemos vamos a invitar a personas representativas del tejido asociativo de Rivas para incorporarse a la candidatura si creen que pueden y quieren aportar a su programa electoral, e incluso para plantearse como candidatos o candidatas si se sienten capacitados o capacitadas y con fuerzas para ello”.

Preguntado sobre la posible colisión entre este tipo de candidatura abierta que Podemos pretende llevar a cabo, y la que parece dispuesta a montarse en torno al llamamiento surgido de la reunión del pasado 17 de febrero, Álvarez explica que “será la gente la que decida qué le parece más adecuado. Nuestras razones para no participar en esa candidatura que menciona son las que ya he explicado: creemos que es una candidatura al servicio, voluntario o no, de la estrategia electoral de IU Rivas, y como tal no nos parece adecuado participar en ella. Porque aunque no veamos a IU Rivas como a un enemigo, si es cierto que la vemos como la organización responsable de muchas cosas que criticamos en la gestión municipal de los últimos decenios en Rivas”. El secretario general de Podemos Rivas se muestra concluyente al afirmar “Para resumirlo con una imagen clara, no queremos que al final Podemos acabe de una u otra forma avalando como candidato al actual alcalde, Pedro del Cura, que ya ha sido anunciado como candidato a la Alcaldía por parte de IU y que sin duda será el candidato que apoyarán todas las personas de IU Rivas que participen en esa candidatura de unidad popular lanzada recientemente”.

¿Es que hay algo personal contra Pedro del Cura? “No, en absoluto, yo al menos no tengo nada personal en su contra. Es más, me parece que tiene todo el derecho de presentarse como candidato. Pero sí me parecería más claro que lo hiciera como Izquierda Unida y no mediante una candidatura que, la verdad, a la mayoría de Podemos Rivas que se expresó en nuestra última asamblea, nos parece que va a ser una cobertura de IU, un paraguas con el que intentar parar la tormenta que seguramente esperan que les caiga encima en la campaña electoral”.

Escrito por en 23/02/2015. Archivado en 0Destacadas,En Rivas,Local. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.