La Comunidad da vía libre a la contratación de personal sanitario no español para paliar el «déficit de especialidades médicas»

1469
Imagen genérica (Foto tomada de Diario Médico)

Utilizará para ello la llamada ‘Ley Ómnibus’, que tiene prevista su presentación para aprobación en la Asamblea de Madrid en diciembre próximo.

La Comunidad de Madrid ha anunciado su decisión, adoptada en el Consejo de Gobierno llevado a cabo este miércoles, de contratar a profesionales sanitarios, incluidos médicos, que no dispongan de la nacionalidad española pero que sí tengan títulos homologados en España. La contratación se realizará utilizando para ello la llamada ‘Ley Ómnibus’, que tiene prevista su presentación para aprobación en la Asamblea de Madrid el próximo mes de diciembre.

Una nota de prensa de la Comunidad de Madrid explica que esta contratación podrá realizarse gracias a que la mencionada ley «exime del requisito de la nacionalidad española en aquellos casos en los que la titulación requerida sea una especialidad médica deficitaria». En los últimos meses, uno de los caballos de batalla del Gobierno regional para justificar la apertura con falta de personal médico en los Puntos de Atención Continuada (PAC, las conocidas anteriormente de manera genérica como urgencias de atención primaria) ha sido la dificultad para encontrar médicos que acepten las condiciones impuestas por la administración regional.

Los sindicatos médicos y de otras profesiones sanitarias, particularmente la de enfermería, han venido insistiendo en lo inaceptable de esas condiciones, que incluyen en muchos casos movilidad geográfica extrema y casi instantánea, contratos temporales y condiciones inasumibles en lo que se refiere a número de pacientes diarios para atender. Este video de la Plataforma SAR Madrid (profesionales de los Servicios de Atención Rural) muestra de manera irónica las condiciones en las que se ofrece la contratación en muchas ocasiones.

Con la decisión de aplicar (una vez se apruebe) la Ley Ómnibus para abrir la contratación de médicos sin nacionalidad española, podría darse el efecto ‘esquirol’, que llevaría a que una gran número de profesionales sanitarios, particularmente médicos, titulados en otros países y con homologación de su título en España, pudiera ofrecerse para aceptar estas condiciones, con el fin de conseguir trabajo de manera temporal en España, mientras que los profesionales ya titulados en nuestro país continuarían buscando condiciones más aceptables en otras comunidades autónomas o en otros países.