La Comunidad impulsa un espacio de encuentro para frenar el COVID-19 junto a las confesiones religiosas

719

La Comunidad de Madrid, a través de las consejerías de Justicia, Interior y Víctimas y de Sanidad, se ha reunido esta semana con representantes de las principales confesiones religiosas de España para hacerles partícipes de la lucha contra el COVID-19 que está llevando a cabo el Ejecutivo regional.

El encuentro contó con la presencia de representantes de la Iglesia Católica, la comunidad musulmana, judía y protestante, confesiones que tienen firmados acuerdos de cooperación con el Estado. A la cita se sumaron representantes de la comunidad ortodoxa rumana, con gran arraigo en España, y también Madrid.

Según informan, el Gobierno regional es consciente de la capacidad de influencia y consejo que los representantes de estas confesiones religiosas ejercen sobre la población madrileña. De hecho, se calcula que en la región existen más de 1.500 lugares de culto, donde los fieles se congregan y comparten espacios. En este sentido, la Comunidad de Madrid considera vital estrechar los lazos y la colaboración con estas comunidades, con el objetivo de doblegar al virus.

Consejo y diálogo

Desde la Comunidad afirman que, hasta el momento, los líderes religiosos han jugado un papel fundamental en la tarea de trasladar a la población consejos y pautas para prevenir la propagación del COVID-19, haciendo llegar recomendaciones e instrucciones muy valiosas que, sin duda, han salvado vidas.

Durante la reunión, los representantes regionales agradecieron la colaboración de las distintas comunidades, un encuentro que sirvió para aunar fuerzas ante nuevos escenarios, siempre desde el consenso y el diálogo. Es por ello que, la Comunidad ha creído necesario consolidar la colaboración con estas comunidades, contribuyendo a profundizar su relación con las instituciones del Estado.

Se abre así, aseguran, una vía de colaboración que permitirá identificar cualquier tipo de problemática relacionada con la pandemia, compartir información y actualizar los protocolos diseñados por las autoridades sanitarias sobre cómo proceder en caso de que haya algún positivo por COVID-19 en alguna de estas comunidades.

La reunión sirvió también para que las autoridades sanitarias trasladaran la necesidad de reforzar las medidas de restricción de la actividad social, adelantando y poniendo en común alguno de los aspectos que este viernes 4 de septiembre detalló el consejero de Sanidad en rueda de prensa en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional.

Los representantes de las confesiones religiosas mostraron su conformidad y desde las direcciones generales de Salud Pública y Seguridad se trasladó el compromiso de ofrecer asesoramiento desde el ámbito jurídico.