La Comunidad realizará test serológicos en siete centros educativos de Rivas

6183

Se trata de los CEIP Victoria Kent, Las Cigüeñas y José Saramago, los IES Antares y Europa, el Hipathia y el Luyfe Rivas. Las pruebas forman parte de una campaña a nivel autonómico en la que se testarán 560 centros de toda la región.

La Comunidad de Madrid realizará «en los próximos meses» test serológicos en siete centros educativos de Rivas, según se desprende del listado que la consejería de Sanidad ha facilitado a la emisora Cadena SER.

Los test se realizarán tanto al alumnado como al cuerpo docente de los CEIP Victoria Kent, Las Cigüeñas y José Saramago; los institutos Antares y Europa; la ciudad educativa Hipathia; y el colegio privado Luyfe Rivas. La Consejería no ha facilitado un calendario concreto en el que se pueda comprobar cuándo se realizarán estos test en cada centro.

Los test que se realizarán en colegios de Rivas forman parte de la campaña que la consejería de Sanidad ha planeado, en la que se realizarán este tipo de pruebas en 560 centros educativos de toda la Comunidad, tanto de carácter público como concertado o  privado.

Para qué sirve un test serológico

De los muchos tipos de test que la pandemia del COVID-19 nos ha dado a conocer, los serológicos son los que mejor permiten saber, con un alto nivel de certeza, si hemos estado infectados por el virus SARS-CoV-2 (el que conocemos más popularmente por ‘coronavirus’ o por ‘COVID-19’), independientemente de que hayamos tenido o no los síntomas propios del mismo. También permite conocer si la infección continúa activa.

El test se realiza mediante un análisis de sangre en el que se puede ver si nuestro sistema inmunitario ha generado anticuerpos específicos para este virus. No detecta directamente la presencia del virus, sino la «actividad» de los anticuerpos específicos que se «movilizan» contra él.

Estos anticuerpos específicos son de dos tipos: las inmunoglobulinas denominadas IgM e IgG. Gracias a la primera se detecta una infeccion reciente: entre los días 4 y 7 tras la infección, así como el aumento que después se produce hasta el día 14, comenzando a disminuir a partir de ese día. La inmunoglobulina IgG, por su parte, permite detectar la infección a partir del día 8 y van aumentando hasta las tres semanas.

Estos tipos de test son especialmente recomendados tras la realización de un PCR con resultado negativo, ya que en un número significativo de casos estos últimos tipos de test pueden no revelar la existencia de una infección ya superada. Si la hemos tenido, pero no hemos desarrollado un nivel de inmunidad adecuado, podríamos volver a infectarnos. El test serológico ofrece una información mayor y más útil en este sentido.

Resumiendo: los PCR son los más adecuados si existe la sospecha de haberse podido infectar en los 15 días previos al test. Los serológicos son más eficaces detectando si hemos tenido el virus y la respuesta inmunológica de nuestro organismo.