La modalidad educativa de menores con discapacidad intelectual o del desarrollo corresponde a sus progenitores

795

Plena Inclusión Madrid reclama y recuerda la libre elección de las familias hacia la modalidad educativa de sus hijos e hijas y quiere que se retome un discurso inclusivo y basado en el enfoque de derechos humanos

Plena Inclusión Madrid recuerda que la elección de la modalidad educativa de los menores con discapacidad intelectual o del desarrollo corresponde a sus progenitores. Ante el lema #NoSinMiCole esta Federación de Organizaciones en favor de personas con discapacidades lamenta esta campaña publicitaria de la Comunidad y considera desafortunado su lema, porque, según la misma federación, a través de esta campaña una administración está condicionando la elección de las familias de los centros a los que deben acudir sus hijos.

La elección está condicionada por la carencia de recursos humanos, económicos y formativos necesarios para prestar una educación de calidad en el entorno educativo ordinario. Y, por esto mismo, la Federación ha querido reconocer la labor de los profesionales que trabajan en los centros de educación especial y subraya la necesidad de garantizar a los familiares la libre elección de modalidad educativa.

Esta alternativa está desarrollada hacia una modalidad de educación selectiva, como ha presentado Plena Inclusión Madrid, son mensajes como “este es su sitio” o “aquí tienen todo lo que necesitan”. Lo que da una imagen social negativa y expone prejuicios y estereotipos que no facilitan la inclusión de estas personas. De la misma manera, Plena Inclusión Madrid cree que esta campaña se aleja de los avances que se han conseguido en la inclusión y la concepción de discapacidad. Ante este giro, la federación invita a la Comunidad a que ofrezca una imagen más positiva y recuerda que “el sitio de las personas con discapacidad no es distinto al del resto de la sociedad”.

QUÉ ES PLENA INCLUSIÓN MADRID:

Se trata de una Federación de Organizaciones en favor de Personas con Discapacidad Intelectual, declarada de utilidad pública y sin ánimo de lucro. En la actualidad, lo forman: una red de 118 entidades organizadas, que gestionan más de 360 centros y servicios que están a disposición de las personas con discapacidad intelectual. Cuentan con más de 29.000 plazas y servicios de las cuales alrededor de 10.000 son contratadas con la Comunidad de Madrid.