La poetisa Laura Olalla presentó ‘Mi pluma en vigilia’

362

El pasado jueves 8 de ocutbre a las 19:30 horas, la poetisa Laura Olalla presentó en Rivas Vaciamadrid su último poemario, ‘Mi pluma en vigilia’ a la que asistieron, Pedro del Cura, alcalde de Rivas, Jesús de la Cruz, director de la revista Siquen y párroco de Santa Mónica y varias directoras de publicaciones y asociaciones literarias.

Pasadas las  19:30 horas del pasado jueves 8 de octubre, y en regreso del espacio cultural Mirador Literario de Covibar, la poetisa Laura Olalla presentó en Rivas Vaciamadrid su último poemario, ‘Mi pluma en vigilia’, un libro solidario cuyos beneficios serán entregados a una ONG para las familias palestinas con carencias.

Al acto, que se celebró en la Sala Miguel Hernández de Centro Social de Covibar, asistieron asistieron, Pedro del Cura, alcalde de Rivas, Jesús de la Cruz, director de la revista Siquen y párroco de Santa Mónica, María Valvanuz, presidenta de Duns Scoto y Lidia González, directora de la editorial Nueva estrella.

En la imagen, de izquierda a derecha, Jesús de la Cruz, director de la revista Siquen y párroco de Santa Mónica, Pedro del Cura, alcalde de Rivas, la poetisa Laura Olalla, María Valvanuz, presidenta de Duns Scoto y Lidia González, directora de la editorial Nueva estrella.

El psicopedagogo, escritor y poeta Hilario Martínez Nebreda presenta la obra de Olalla como un poemario donde de una manera transversal nos muestra una tríada: yo-circunstancia-tú. Acompañada de pinturas del artista plástico palestino Imad Abu Shtayyah, el poemario nos habla de “la poeta en vigilia velando sus armas -papel, pluma y escritorio- enfrentándose a esta época de injusticia y violencia que le ha tocado vivir, en búsqueda de la sabiduría desde una unidad integral del yo que pueda unificar la diversidad y abrirla a un sentido transcendente y espiritual”, indica.

Un largo curriculum

Laura Olalla Olwid nació en Garlitos, Badajoz en 1953. Es escritora, poeta (formada en la asociación Prometeo) y pintora. Escribe desde muy joven para diferentes publicaciones y es redactora de la sección de literatura en la revista Siquem de la asociación cultural Duns Escoto.

En 1991 presenta un relato autobiográfico sobre la Navidad: La huerfanita. En su primer recital en la ADEYA se le otorga la medalla de «Nueva Gente 1995». Al año siguiente obtiene los premios «Alcaraván» y «Dulcinea».

En 1998 le conceden el Premio «Río Ungría» por su poema: Como una niña asustada con lágrimas en los ojos. En 2001 consigue un Accésit del premio Fray Luis de León (Ávila) por su poema: Madrigal para un amor ausente. Mención Internacional de Sade por su relato: La niña que sale del lienzo, Buenos Aires, 2014. Mención de honor en el premio de poesía Clemente Rebora, Roma, 2019.

Ha participado en veintiséis antologías y es embajadora del Idioma Español en el Mundo por El Museo de la Palabra. Ha publicado: Estirpe de gacela, (1997); En un rincón cualquiera de la casa, Premio Provincia de Guadalajara, (1997); Laberinto de agua, Premio Ciudad de Mérida, (2000). Fugitivas del mar, (2013), Diseño de Interiores, (2014) y Mi pluma en vigilia (2020).