La vuelta al cole será presencial en Infantil, Primaria y 1º y 2º de Secundaria y semipresencial en el resto de niveles

2340

La Comunidad de Madrid confirma esta misma mañana que la vuelta al cole para el curso 2020-21 de forma semipresencial y telemática, según las etapas educativas. Además, habrá contratación de profesorado, realización de test masivos y compra de equipos telemáticos.

DOCIMENTO DE ESTRATEGIA EDUCACION NUEVO CURSO 2020-21

Como ya adelantábamos en Rivas Actual la pasada semana según las declaraciones del consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, la vuelta al cole para el curso 2020-21 de forma semipresencial y telemática, según las etapas educativas.

En concreto será presencial en Infantil, Primaria y 1º y 2º de Secundaria y semipresencial en el resto de niveles. Además, se limita el número de alumnos por aula a 20 y 23 estudiantes y se contratarán 11.000 profesores, en una inversión que superará los 370 millones de euros. También está previsto la realización de más de 100.000 tests a la comunidad educativa.

La Comunidad de Madrid también informa de la compra de 70.000 ordenadores y 6.000 cámaras para poder impartir clases online en el caso de que sea necesario, que dispositivos  se repartirán entre profesores y alumnos.

Infografías con el resumen de lo más importante de la vuelta a las aulas

Intervención íntegra ISABEL DÍAZ AYUSO sobre la presentación de la estrategia de inicio del curso 2020/21

Madrid, 25 de agosto de 2020

Estos meses se ha estado hablado de un concepto de reciente fabricación, la «nueva normalidad», algo que dudo que suceda en mucho tiempo mientras el Covid 19 siga poniendo en jaque a todos los países.

En Madrid siempre miramos hacia adelante, y este gobierno, de espíritu reformista, se resiste a dejarse arrastrar por el miedo

Por eso, lo que tenemos que afrontar ahora es la nueva realidad, que es el futuro.

Y para seguir mirando hacia adelante tenemos que encarar la epidemia y sortear los obstáculos que nos va poniendo. No podemos permitir que una generación entera de estudiantes pierda sus oportunidades.

Las familias, los jóvenes, las empresas, todos necesitan respuestas, certidumbres, y para dárselas hemos estado trabajando intensamente estas siete últimas semanas, en labor coordinada entre la Consejería de Educación y la de Sanidad, junto con los agentes de la comunidad educativa, especialmente la dirección de los colegios.

Este plan que hoy les presentamos asienta las bases para la educación del futuro en Madrid. Hay que hacer de las crisis oportunidades. Con este plan vamos a realizar un esfuerzo económico sin precedentes: supone la inversión de 370 millones de €.

Y las medidas en líneas generales son:

  • La contratación de casi 11.000 nuevos profesores.
  • Haremos más de 100.000 tests a la comunidad educativa.
  • Pondremos en marcha la mayor bajada de ratios de nuestra historia educativa: las nuevas generaciones necesitan otra atención y los profesores necesitan más tiempo para destinárselo o a sus alumnos como merece. Mi deseo es que la bajada de ratios sea permanente.
  • Haremos que los niños y jóvenes, donde de verdad estén seguros sea en el colegio. Los padres tienen que estar tranquilos precisamente cuando sus hijos están en clase.
  • Sabremos dar solución a los casos especiales según la situación personal y familiar de cada alumno.
  • Además, la educación especial será una prioridad, como siempre ha sido para este Gobierno.
  • Las clases no se pararán, este curso no se perderá; y los padres han de volver tranquilos al trabajo.
  • Hemos contemplado todos los escenarios y en caso de necesidad, también hemos realizado un importante refuerzo en tecnología.

Les pido a todos que nos acompañen en este curso, en la construcción de la educación del futuro, por la salud, los derechos de niños y jóvenes, y por el empleo de sus padres.

Pero todo esto sin la colaboración de todos no va a ser posible. Como en la primera etapa de la crisis sanitaria, ahora cada uno tenemos que hacer un esfuerzo mayor si cabe para que ante los cambios y las novedades, el curso siga adelante.

Por eso, apelo a profesores, sindicatos, familias, medios de comunicación, y sobre todo los alumnos, a sortear las dificultades y a ilusionarse con este curso que comienza, sí con incertidumbre, pero acabará siendo todo un éxito. No puede haber algo mejor para la marca Madrid y España que afrontar este reto y sacarlo con nota. Demos una verdadera lección.

Así queda la inauguración del curso escolar:

El primer ciclo de Educación Infantil, de 0 a 3 años, que son casi 93.000 alumnos de 1.393 colegios, comenzarán las clases presenciales el viernes 4 de septiembre.

Los alumnos de Educación Especial, que son 5.600 en 69 colegios públicos y concertados, comenzarán las clases presenciales el martes 8 de septiembre y con una ratio máxima de 8 alumnos por clase.

Los alumnos del segundo ciclo de Educación Infantil, y de 1o, 2o y 3o de Educación Primaria, que son 407.000 alumnos, comenzarán las clases presenciales el día 8 de septiembre, con un máximo de 20 alumnos por clase, cuando hasta ahora se permitían 25.

A partir de seis años, todos están obligados a llevar mascarilla permanentemente.

Los alumnos de 4o, 5o y 6o de Educación Primaria, que son más de 220.000, comenzarán las clases presenciales el 17 de septiembre, con un máximo de 20 alumnos por clase, cuando hasta ahora se permitían 25.

Los alumnos de 1o y 2o de la ESO, que son 151.600 alumnos, comenzarán las clases presenciales el 18 de septiembre, con un máximo de 23 alumnos por clase, cuando hasta hora se permitían 30 alumnos.

Los cursos superiores, se doblarán, de modo que se alternen para las clases presenciales, por turnos. Así:

Los alumnos de 3o y 4o de la ESO, que son más de 135.000, comenzarán las clases el 9 de septiembre, con carácter presencial entre una tercera parte y la mitad del horario semanal.

El resto serán clases telemáticas y para eso, se están comprando 70.000 dispositivos electrónicos y 6.100 cámaras para instalar en las aulas.

Nuestra propuesta, además, es que, si un alumno de primaria se ve obligado a confinarse en casa, el profesor pueda activar la cámara para que el alumno asista a clase desde su casa. Esto, por supuesto, se debe negociar con cada profesor.

Los alumnos de Bachillerato, que son más de 108.000, comenzarán las clases el 9 de septiembre, con carácter presencial entre una tercera parte y la mitad del horario semanal.

Los alumnos de Formación Profesional, que son 105.000, comenzarán las clases el 18 de septiembre en el caso de la FP básica y de grado medio y el 28 de septiembre la FP superior, con carácter presencial entre una tercera parte y la mitad del horario semanal.

Y los alumnos de Escuelas de Adultos, que son más de 25.000 de 84 centros, comenzarán las clases el 14 de septiembre, con carácter presencial entre una tercera parte y la mitad del horario semanal.

Como pueden comprobar, se trata de escalonar el comienzo del curso escolar a lo largo de 4 semanas para ir aplicando la estrategia serológica y asegurándonos de que siempre haya una vuelta segura.

Insistimos, sobre todo, en transmitir seguridad y tranquilidad. No mandamos a los alumnos a un lugar de riesgo, mandamos a los colegios, a lugares seguros. Cada centro tendrá un coordinador COVID-19 que, en caso de que un alumno se sienta enfermo, procederá a aislarlo preventivamente en un aula especial y a avisar a Salud Pública. Si hubiera un caso confirmado en un colegio, se procederá a la desinfección total del centro.

Se tomará la temperatura a toda persona que entre en un colegio, aunque, a partir de los 3 años, los familiares han de quedarse en la puerta del centro.

Se comprarán 650.000 litros de gel hidroalcohólico, 9 millones y medio de mascarillas y se hará un estudio serológico de más de 42.500 test, más pruebas periódicas intensas tanto en Educación Especial como en profesores y personal vulnerable, bien por edad, bien por patologías previas.

Al inicio del curso se harán 100.000 test, se formará a 61.000 docentes, se acondicionarán 550 centros y se contratará a 10.610 profesores.

La primera clase que se dará en todas las aulas versará sobre medidas de higiene contra el virus, de tal manera que todos los alumnos estén informados sobre la situación y cómo han de protegerse ellos, y a sus amigos y familiares.

Los colegios van a ser los lugares más seguros. Y si, a pesar de todas las medidas, hay algún contagio, se desarrollará una política de contención del virus y vuelta a clase cuanto antes. El objetivo es no parar la Educación.

Para eso, pido confianza y ayuda a las familias y a la comunidad educativa. Según un estudio realizado en 15 países de la Unión Europea, más Reino Unido, 9 países no han registrado brotes de COVID-19 en el entorno escolar. En los 6 países con brotes, el número de casos fue limitado. Y 10 países han comunicado que no hay evidencia de transmisión viral de menores a adultos.

Por tanto, insisto en que las familias estén tranquilas con la vuelta al colegio.

No volver a las clases sería un fracaso para todos y hay que aprender a convivir con el virus.

Les pido a todos que confíen en las medidas que se van a tomar de uso de mascarillas, protocolos de entradas y salidas de los centros, uso de mamparas o los nuevos espacios en los colegios.

Confíen también en el mérito de los directores de los colegios y en la autoridad del profesor. Los profesores son profesionales que sabrán impartir clases eficazmente en esta situación tan complicada, ya lo han demostrado en la primera etapa de contención contra el virus.

En los próximos días, el consejero de Educación, Enrique Ossorio, se reunirá con la Comunidad Educativa y fuerzas políticas para dar a conocer con todo detalle el plan que ahora el consejero les resume.