La FAPA Rivas valora positivamente el anuncio ministerial sobre la forma de terminar el curso

804
Foto Rivas Actual

Los principales anuncios hechos ayer por la ministra de Educación se refieren a la garantía de no repetición de curso salvo “en casos excepcionales” y la modificación del criterio de evaluación, dando más peso a las dos primeras evaluaciones que a la última. Se valora también positivamente lo que se entiende como un llamamiento a considerar el último trimestre como un tiempo dedicado más al refuerzo que a la ampliación del temario, así como la intención expresa de “no dejar a nadie atrás”.

Tanto la FAPA Rivas como la Giner de los Ríos (esta última, de ámbito de la Comunidad de Madrid) han valorado para RIVAS ACTUAL el anuncio hecho ayer por la mañana por la ministra de Educación, Isabel Celaá, sobre la forma de terminar el curso escolar presente.

Ana Lillo, presidenta de la FAPA Rivas, ha declarado a RIVAS ACTUAL que, “a falta de conocer en detalle la orden ministerial que concrete lo anunciado por la ministra”, valora “positivamente, en general” las medidas adoptadas. Lillo cree que lo más importante es que la comparecencia de la ministra “ha permitido que profesorado, familias y alumnado vean un camino claro a seguir”, a diferencia de la situación de incertidumbre que se producía hasta la fecha.

La presidenta de la entidad ripense entiende que “en general es positivo” que se arbitre, “siempre a expensas del desarrollo de la crisis sanitaria”, una forma “razonable” de terminar el curso, que tienda “hacia una vuelta a la normalidad en las rutinas”. Ana Lillo cree que este factor puede ser decisivo a todos los niveles, “y cuanto antes, mejor”, especialmente en el aspecto psicológico.

También entiende la presidenta de la FAPA Rivas que ahora “es fundamental que la concreción que haga la Comunidad de Madrid, que es quien tiene la competencia”, se ajuste al espítritu de lo avanzado por la ministra. “Si la decisión adoptada se entiende como una justificación para dar de golpe todo el contenido curricular y, además, las tareas de refuerzo, será malo; si se entiende como un escenario en el que el profesorado pueda, de manera amable, atender de la manera más personalizada posible la situación de cada estudiante, podrá funcionar bien”.

Lillo ha querido, no obstante, recordar también que en esta “vuelta a la normalidad” será “muy importante que se destinen los recursos e infraestructuras educativas adecuadas”, porque de lo contrario “será muy difícil esa normalidad si se continúa con las ratios que teníamos hasta el comienzo de esta crisis”.

La FAPA Giner de los Ríos, también de acuerdo

Por su parte, Camilo Jené, presidente de la FAPA Giner de los Ríos, ha mostrado también a RIVAS ACTUAL su “acuerdo, en líneas generales” con las medidas adelantadas por Isabel Celaá.

Para Jené, lo fundamental es que “no habrá repeticiones, quitando casos excepcionales; y que no habrá exámenes finales”. Además, el presidente de la entidad estatal valora también positivamente el hecho de que “se refuerce la idea de no dejar a nadie atrás”, porque es mucha la gente que durante este último tiempo “no ha tenido realmente medios para acceder a esa continuidad de las clases por vía on  line”.

Otra cuestión que el presidente de la FAPA Giner de los Ríos considera vital es “pensar en el próximo curso”, porque, según el responsable de la entidad, la atípica finalización del actual podría “determinar negativamente el comienzo del siguiente” si no se toman las medidas adecuadas.

Jené también ha hecho hincapié en la importancia de la concreción que cada comunidad autónoma dé a esta orientación ministerial. Para él, las medidas anunciadas por la ministra “muestran buenas intenciones, pero ahora cada Comunidad debe concretar lo necesario para que se conviertan en realidad”.