Más de 60 personas se encierran en el CEIP Dulce Chacón

56
Foto cedida por el AMPA del CEIP Dulce Chacón.

El martes 31 de octubre de 2017 la comunidad educativa del Dulce Chacón se movilizaba, tal y como se anunció en anteriores comunicaciones, en apoyo al proyecto educativo del centro.

El llamamiento, realizado por muchas de las familias del colegio, acogía por la tarde una serie de actividades lúdicas como pintacaras infantil, talleres didácticos, batukada o una gran chocolatada; actividades que recibieron la visita y el apoyo de centenares de familias del centro, pero también del resto de la comunidad educativa ripense.

A partir de las 20:00 horas comenzó el encierro de más de 60 madres, padres, niños y niñas que pasaron la noche en el interior de las instalaciones. Por la mañana continuaron los talleres y actividades abiertas al resto de vecinos y vecinas, que pasaron a participar en ellas y a mostrar su apoyo a las movilizaciones y su preocupación ante la posibilidad de que se pueda poner en peligro el futuro del centro tal y como ha venido funcionando en los últimos años.

Con respecto a otras acciones por parte de las familias, según cuenta el AMPA, un grupo de madres y padres consiguieron el pasado lunes reunirse en dependencias de la DAT Este con las personas encargadas del procedimiento abierto. En la reunión tuvieron oportunidad de expresar, por fin en persona, la preocupación que existe entre las familias ante el escenario que podría abrirse en caso de una sanción que implicara apartar de sus funciones al actual equipo directivo. Asimismo pudieron hacer llegar a los funcionarios responsables el deseo de que los niños y niñas del Dulce no tengan que recibir más castigo que el que ya están sufriendo ante el impacto de lo sucedido por las acciones de terceros.

Con respecto a próximas movilizaciones, añaden que las familias han decidido modificar algunas de las acciones previstas y sumar otras nuevas que irán anunciando en próximos comunicados.

Por el momento, tras conocer que la Dirección Territorial ha comunicado a la directora Alicia Rivera, (mediante la aplicación, a juicio de las familias, demasiado extensiva del artículo 132 de la Ley Orgánica 2/2006 de 3 de mayo, de Educación), la obligación de quedarse en el centro durante los encierros previstos aún siendo fuera de su horario laboral y tratarse de un edificio de propiedad municipal, y con el fin de no colaborar aún más a situaciones forzadas que supongan mayor castigo y presión en una situación ya especialmente difícil para ella.

Por todo esto, acuerdan:

  • Sustituir los encierros previstos por vigilias nocturnas que darán comienzo tras el horario lectivo y hasta después de la medianoche de los días elegidos.
  • Que la primera vigilia tendrá lugar el próximo día 17 de noviembre y contará igualmente con actividades lúdicas y festivas donde expresar el apoyo de las familias a un centro y un proyecto de vital importancia para el barrio tal y como es.
  • Que hasta esa fecha pondrán en marcha otras acciones reivindicativas destacando que el próximo día 7 de noviembre se hará entrega por registro de las firmas recogidas por las familias en apoyo a la dirección actual del centro y su proyecto educativo, con el fin de que se tenga en cuenta su oposición mayoritaria a cualquier resolución que pueda afectar a los mismos. Para ello hacemos un llamamiento a las familias a que acudan a acompañar este importante acto el 7 de noviembre de 2017 a las 18:00 horas en la ventanilla única del registro municipal sito en Plaza de la Constitución, 1 de Rivas.

Por último, las familias del Dulce Chacón también quieren agradecer, tanto a los muchos vecinos y vecinas, particulares o de diferentes colectivos, educativos o no, de la ciudad y de la región, como a la prensa que se ha interesado en nuestra situación, toda la atención mostrada en estas difíciles semanas que van a continuar hasta que el Dulce se vea libre de esta situación que pone en peligro un proyecto educativo imprescindible para el barrio.