‘Mujeres singulares, en plural’: una columna feminista en Rivas Actual

469
En la imagen, Esperanza Negueroles, que colaborará con Rivas Actual realizando la sección dedicada a las mujeres, ‘Mujeres singulares, en plural’.

Hoy inauguramos en Rivas Actual una nueva sección de dedicada a las mujeres, a dar a conocer a aquéllas que, a lo largo de la Historia y en nuestros días, han contribuido y contribuyen a que este mundo sea mejor de una u otra forma, como dice Esperanza Negueroles, que intentará desde estas líneas acabar con la asignatura pendiente que es la invisibilidad de las mujeres.

Esta columna quisiera ser una aportación a la tarea de dar a conocer a aquellas mujeres que, a lo largo de la Historia y en nuestros días, han contribuido y contribuyen a que este mundo sea mejor, de una u otra forma.

Acabar con la invisibilidad de las mujeres ha sido y es una asignatura pendiente. Quisiera que estas páginas sean un homenaje a aquellas mujeres anónimas y valientes, mujeres a las que admiro por enfrentarse día a día a la vida que les ha tocado vivir y que no es siempre un jardín de rosas.

Una de ellas hizo que me picara el “gusanillo” de bucear en las mujeres singulares que son en plural porque son tantas y tantas… ¿Te acuerdas, Amiga, de aquel día en el que me dijiste: te has fijado que no hay mujeres pintoras? Pues si que las hay y las ha habido, pero hasta Artemisia Gentileschi (1593-1652) no tenían posibilidad de pintar independientemente, siempre lo tenían que hacer a la sombra de un hombre: padre, hermano…hasta que sobresalía, momento en el que la casaban y no se volvía a saber de ella.

En este año que terminamos es el 88 aniversario del voto femenino en España ¿recuerdan quién lo consiguió?, ¿recuerdan si lo han estudiado en los libros de texto?, ¿es otra invisibilización más?: Clara Campoamor es otra de las Olvidadas como las define Mª Ángeles Caso. ¿Saben que a Trótula de Salerno, cuyos libros fueron estudiados por largo tiempo en las universidades europeas? Se le cambió el nombre por Trótulo pues “era imposible” que una mujer escribiera un tratado médico tan importante.

Pues bien, desde esta columna haremos un repaso breve a sus biografías. Hablaremos de mujeres científicas, matemáticas, de las mujeres que debieron ganar el Nobel, pero se lo dieron a un caballero, de las que sí lo ganaron, de mujeres poetisas, de mujeres pintoras, escultoras, músicas, médicas, botánicas, monjas, reinas ¿por qué no? (de éstas conocemos más aunque, generalmente, cosas negativas), políticas, deportistas, hablaremos de las mujeres anónimas como las que lavaban en el río, como las seberas que vendían el sebo para el alumbrado, como las herreras, …

En fin, hablaremos de todas y cada una de ellas y de aquellas cuyos nombres nuestras lectoras y nuestros lectores quieran aportar, la columna está abierta a ello.

Esperanza Negueroles, febrero 2020.

Próximo artículo: HILDEGARD VON BINGEN (1098 – 1179)

Sobre Esperanza Negueroles

Esperanza Negueroles España nació Madrid en 1947, se licenció Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid, estudios que completó con un Master en Dirección y Administración de Empresas. Desarrolló su carrera como economista teniendo presente su inquietud por los estudios de género que materializó académicamente con la realización del Master en Estudios Interdisciplinares de Género de la Universidad Autónoma de Madrid.

Es miembro del Instituto Universitario de Estudios de la Mujer de la Universidad Autónoma de Madrid. Perteneció al Forum de política feminista, al Consejo de la Mujer de la Comunidad de Madrid y ha participado en Beijing+5 Mujer 2000 en Naciones Unidas.

Profesionalmente ha impartido diferentes talleres y cursos sobre igualdad, mujer y contra la violencia de género.  Entre los múltiples cursos, caben destacar: Mujeres Libres, Mujeres que prendieron la mecha, Las mujeres en la Historia, la Historia de las mujeres, Formación en Igualdad como Prevención de Violencia de Género, Aportación de las mujeres a la ciencia y a la sociedad, Políticas de igualdad, Curso Avanzado sobre Violencia de Género, Intervención social en violencia doméstica e Igualdad de Oportunidades entre Hombres y Mujeres.

Actualmente vive en Rivas-Vacimadrid y es la presidenta de la asociación feminista «Por la Senda Violeta».