La actualidad de Rivas día a día

Puedes seguirnos en

Síguenos en: FacebookSíguenos en: TwitterSíguenos en: LinkedInSíguenos en: TuentiSíguenos en: MySpace


Óscar Lado, el ripense que se convirtió en ‘espartano’


Óscar Lado, durante la Spartan Race de Rivas, en la que quedó tercero en la categoría Élite (Foto Spartan Race)

Óscar Lado, durante la Spartan Race de Rivas, en la que quedó tercero en la categoría Élite (Foto Spartan Race)

El ripense Óscar Lado fue tercero en la categoría Élite de la Spartan Race, la carrera de obstáculos que recientemente se realizó en Rivas con una espectacular participación de 8.000 personas. Lado tenía motivos para pensar que podía hacer un buen papel en la carrera, porque desde niño es miembro del club Diablillos de Rivas, uno de los mejores de España en triatlón y duatlón. En él ha obtenido el Campeonato de Madrid de Triatlón ‘Blanco’ y un quinto puesto en el Campeonato de España. Sin embargo, ese tercer puesto le costó, según reconoce, mucho más de lo que esperaba. Rivas Actual le ha entrevistado con su papel de padre recién estreado como un factor ilusionante, pero que, admite, cambiará necesariamente su dedicación al deporte.

RIVAS ACTUAL: Óscar, quedaste tercero en una de las pruebas más exigentes del mundo, la Spartan Race, y en la categoría más dura de la misma, la Élite, ¿realmente es tan dura como parece?

ÓSCAR LADO: La verdad es que cuando me apunté a esta carrera nunca había oído hablar de una prueba con obstáculos, en aquel momento pensé que si se trataba de una prueba de 12 kilómetros seguro que iba a ser fácil hacer un buen papel. Nada más lejos de la realidad. La ilusión me duro hasta el primer día de entrenamiento. Salí con dos amigos que tienen experiencia en este tipo de entrenamientos ya que practican de forma asidua Crossfit. Cuando llegué a casa no solo estaba físicamente hecho polvo sino que mi moral estaba por los suelos.

En este tipo de pruebas entran en juego capacidades que distan mucho de lo que los deportistas de resistencia estamos acostumbrados a trabajar. Por ejemplo la tolerancia al lactato. Al mezclar la carrera a pie con ejercicios de fuerza, esta capacidad cobra bastante importancia.

Volviendo a la pregunta, la mejor forma de contestar a ella es confesaros la frase que se repetía en mi cabeza una y otra vez desde aproximadamente el kilómetro 5 de la carrera…: “¿Por qué me habré apuntado a esto si lo mío es el Triatlón?”.

05OscarLadoRA: Tú perteneces al club de triatlón Diablillos de Rivas desde que eras un crío y acumulas varios éxitos importantes compitiendo, como el Campeonato de Madrid de Triatlón Blanco y un quinto puesto en el Campeonato de España absoluto, ¿qué diferencia hay entre el triatlón regular y estas carrera?

OL: Bueno, a grandes rasgos, la principal diferencia entre el triatlón y una prueba de obstáculos es el nivel de incertidumbre. En un triatlón sabes perfectamente lo que te vas a encontrar kilómetro a kilómetro, así que lo verdaderamente importante es desarrollar tus capacidades al máximo y esperar que ese día todo funcione bien. En una prueba de obstáculos no sabes lo que te vas a encontrar, no te dicen qué pruebas deberás solventar el día de la carrera, por lo tanto la estrategia y la táctica cobran muchísima importancia y de ellas va a depender cómo salgas parado de cada obstáculo.

RA: ¿Qué lleva a una persona a darse una paliza como la que suponen pruebas como la Spartan Race, el Iron Man y similares?

OL: No lo sé. Me hago esta misma pregunta cada vez que me veo metido en una de ellas. La verdad es que cuando ves que son otras personas quienes las hacen piensas….”¿no tienen nada mejor que hacer?…con la de cosas importantes que hay en la vida…por qué perder tiempo y dedicación en algo que te produce tanto dolor…” Pero cuando soy yo quien las hago suelo llegar siempre a la misma conclusión, que lo importante de cruzar una meta no es el dolor que te ha hecho llegar a ella, sino el camino que tomaste el día que decidiste apuntarte al reto: entrenamientos compartidos con amigos, motivación por algo nuevo y desconocido que te hace vivir el día a día con ilusión, momentos divertidos que se produjeron preparándolo, anécdotas que recordarás tanto por lo buenas que fueron como por lo mal que lo pasaste en ese momento…

RA: Pertenecer al club Diablillos de Rivas es formar parte probablemente del mejor club español de triatlón, ¿cuál es el secreto del historial de éxitos del club?

OL: Nos hacen esta pregunta muy a menudo y la verdad es que a lo largo de estos años he ido contestando cosas diferentes, en las últimas ocasiones siempre coincido en algo y es que el ambiente que se vive en el club es extraordinario. Esto hace que todos los días te apetezca ir a entrenar y que con el tiempo los compañeros de entrenamiento pasen a formar parte de tu círculo más íntimo de amistad.

Otro factor importante que hace que el club esté donde está, son las facilidades que se nos brindan en Rivas para poder practicarlo. Es una Ciudad en la que el deporte forma parte del día a día, lo ves por todos lados, puedes practicar casi cualquier deporte, en definitiva, se respira deporte y eso ayuda muchísimo a no perder la motivación.

RA: Sabemos que acabas de ser padre por primera vez, ¿crees que eso supondrá un parón en el entrenamiento y la competición con el club? ¿Cuáles son tus planes en lo deportivo para el futuro inmediato?

OL: Seguro que sí, de hecho ya durante el embarazo he reducido mucho las horas de entrenamiento. A partir de ahora mi prioridad es Adrián, y si consigo sacar algo de tiempo, lo dedicaré a preparar la temporada de triatlón de invierno, que es la modalidad que más me gusta.

 

 

Escrito por en 02/07/2014. Archivado en 0Ultimas,Deportes,Triatlon. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.