Rivas crea un circuito sostenible para dar una segunda vida a las cápsulas de café

1766

La empresa municipal Rivamadrid ha firmado un convenio con la compañía Nestlé para que las cápsulas que la ciudadanía deposita en los puntos limpios del municipio tengan una gestión sostenible posterior.

Las cápsulas de café pueden llegar a tardar 500 años en biodegradarse, debido al aluminio y al plástico del que está hecho. Ante esto para abordar una problemática medioambiental, la empresa municipal Rivamadrid ha firmado un convenio con la compañía Nestlé para que las cápsulas que la ciudadanía deposita en los puntos limpios del municipio tengan después una gestión sostenible.

Este acuerdo supone la creación de un circuito sostenible, según explica el Ayuntamiento: las cápsulas depositadas en los ocho mini puntos limpios o los tres de proximidad, serán recogidas por Rivamadrid y trasladadas a dos de los puntos limpios fijos, donde se separan las unidades de aluminio y las de plástico.

El aluminio y plástico se reutilizan como materia prima para producir otros productos, como bicicletas, estuches de reloj o navajas suizas. Y los posos de café que perduran en las cápsulas se transforman en compost que alimentan luego los arrozales del delta del Ebro, en Tarragona.

El acuerdo entre Rivamadrid y Nestlé

El Ayuntamiento explica que el acuerdo tiene una vigencia de cuatro años y no acarrea ningún coste para el mismo. Es una iniciativa que se integra en el Plan de Economía Circular activado por Rivas en 2020.

El Consistorio ha informado que además del beneficio ambiental, existe otro de tipo social: «la entidad encargada del transporte de las cápsulas a plantas especializadas es Otro Tiempo Otro Planeta, que emplea a mujeres víctimas de violencia machista o en riesgo de exclusión social».

Mini puntos limpios y puntos limpios en el municipio

Rivas cuenta con ocho mini puntos limpios mupis (mobiliario urbano vertical), con pequeños orificios para depositar los residuos y se ubican junto a las tres estaciones de metro, los colegios Victoria Kent, José Iturzaeta, Jarama y Dulce Chacón y el Ayuntamiento. Además, hay dos puntos fijos de las calles de la Fundición y de Severo Ochoa y tres puntos limpios de proximidad, en las inmediaciones de los dos polideportivos y en la plaza Pau Casals, en el barrio de Covibar.