Entrevistamos a Vanessa Millán, Vicepresidenta y Consejera Delegada de la empresa pública, para que nos cuente qué ha supuesto este esfuerzo para hacer frente a los desastres del temporal.

Más de diez días ha costado ir viéndole el color al asfalto y al pavimento de las aceras, después de la inmensa nevada que la borrasca ‘Filomena’ ha dejado en Rivas. La Empresa Municipal de Servicios, Rivamadrid, ha sido, junto a la concejalía de Mantenimiento y otras, la que ha tenido que afrontar el grueso del problema.

La concejala, en su despacho en la sede de Rivamadrid (Foto archivo Kike Ayala / RIVASACTUAL)

RIVAS ACTUAL: ‘Filomena’ ha supuesto un reto muy importante para todos los ayuntamientos de la Comunidad, debido al nivel tan alto de destrozos que ha causado. Usted es la Consejera Delegada de Rivamadrid, que probablemente ha sido la parte municipal que mayor esfuerzo ha tenido que hacer para normalizar la situación tras las nevadas. ¿Qué ha supuesto en lo que a recursos humanos y materiales se refiere?

VANESSA MILLÁN: Bueno, lo primero que quiero hacer es dar las gracias desde Rivamadrid, tal y como hemos hecho desde el equipo de gobierno, a todas las personas que han trabajado junto con nosotros en equipo para volver a poner la ciudad a pleno rendimiento: desde el personal municipal de la concejalía de Mantenimiento, con quienes hemos trabajado codo con codo, hasta Policía, Protección civil, Movilidad, Deportes, Prensa, Atención a la Ciudadanía. Y a todos los grupos de voluntarios, empresas que han colaborado, personal de Rivanimal y todos los vecinos y vecinas que han echado una mano en todo aquello que ha sido necesario.

Dicho esto, Rivamadrid ha tenido, por supuesto, un papel fundamental al frente de la respuesta al temporal, desplegando más de 200 trabajadores y trabajadoras de diferentes servicios en turnos de nueve horas. En relación a la maquinaria, además de nuestros propios medios, (un vehículo con pala quitanieves, una retroexcavadora y una trampilla con esparcidor de sal), hemos contado en la ciudad con más de 17 efectivos de forma conjunta además de la adquisición de 350 palas para repartir en los grupos de voluntarios.

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

R.A.: El Alcalde reflexionó hace unos días que parece que está aumentando la frecuencia con la que se dan fenómenos meteorológicos tan extremos como ‘Filomena’. En el mismo sentido se expresó  recientemente el alcalde de Arganda, Guillermo Hita. ¿Es que Rivamadrid va a tener que prepararse, en medios y personal, para un clima muy diferente al que estamos acostumbrados a tener?

V.M.: Es cierto que tenemos episodios muy recientes de fenómenos meteorológicos extremos, como esta reciente nevada o las inundaciones causadas por la DANA en septiembre de 2019, fenómenos que por mucho que la extrema derecha se niegue a admitir, son causados por el efecto del cambio climático.

Por tanto creo que no hay que descartar que se vuelvan a dar situaciones extremas y por ello sí que creo importante contemplar la necesidad de continuar reforzando nuestra empresa pública, tanto en medios materiales como humanos, porque una vez más se ha vuelto a demostrar que los servicios públicos esenciales son imprescindibles, y Rivamadrid lo ha sido.

R.A.: ¿Cómo valora el trabajo realizado por la empresa pública?

V.M.: Aunque al principio de la pandemia del coronavirus ya formaba parte del Consejo de Administración de Rivamadrid, en este temporal he podido vivir en primera persona el gran esfuerzo y la capacidad de servicio público de toda la plantilla de Rivamadrid al completo, desde el Gerente, directoras y directores de servicio, hasta encargados, operarios… y sobre todo el compromiso que han mostrado con nuestra ciudad aún en condiciones muy adversas.

Es un orgullo trabajar junto a ellos y su trabajo muestra el verdadero valor de una empresa pública.

R.A.: Muchos ayuntamientos de la región no cuentan con una empresa de servicios como Rivamadrid. ¿Piensa que podría haberse realizado el trabajo de normalización tras las nevadas en los mismos tiempos de no haber tenido ese recurso municipal a disposición del Ayutamiento?

V.M.: No sé si hubiera sido posible o no, lo que sí sé es que contar con una empresa pública de servicios como Rivamadrid supone una gran ventaja y que sin duda nos ha permitido acelerar los tiempos para normalizar el día a día de nuestra ciudad.

Ahora estamos volcados en retirar ramas y árboles de la vía pública y en recuperar el pulso de limpieza en nuestra ciudad, y eso con una empresa pública puede hacerse más rápidamente.

R.A.: En redes sociales, a pesar de todo, han sido muchos los comentarios que restaban mérito a la labor del Ayuntamiento en las tareas de limpieza de calles y lo atribuían casi exclusivamente a la ciudadanía. ¿Desde su punto de vista esto se corresponde con la realidad?

V.M.: Creo que estas situaciones a las que no estamos acostumbrados y que además no conocemos exactamente cómo se responde a ellas, producen mucha incertidumbre entre la población, y comentarios de todo tipo. Desde mi punto de vista se ha hecho una muy buena labor por parte de todos los servicios públicos del Ayuntamiento, pero también de empresas que han colaborado con nosotros y de muchos vecinos y vecinas que han entendido que en circunstancias excepcionales todos tenemos que aportar para sacar a
nuestra ciudad adelante.

Pero la fórmula para obtener buenos resultados, como decía en la primera pregunta, es conjunta, y el trabajo en equipo es fundamental para obtener buenos resultados.