Un nuevo protocolo regional reforzará la asistencia a mujeres víctimas de violencia sexual

142
Foto Adolfo Lujan
Foto Adolfo Lujan

La Comunidad anuncia la puesta en marcha de un protocolo para “reforzar la atención sanitaria urgente a mujeres víctimas de violencia sexual”. Se incorporan seis hospitales en Madrid capital para la atención de la mujer víctima de agresión y abuso sexual. También se establecen pautas comunes para garantizar la coordinación de los departamentos implicados.

La Comunidad de Madrid ha hecho pública una nota en la que anuncia la  puesta en marcha, en 2020, del protocolo de ‘Asistencia sanitaria urgente y coordinada a mujeres víctimas de violencia sexual en la Comunidad de Madrid’, que se implantará el próximo año en el Servicio Madrileño de Salud. Así lo anunció ayer el consejero de Sanidad del Ejecutivo autonómico, Enrique Ruiz Escudero, durante la inauguración de la I Jornada Interinstitucional sobre la Violencia de Género, celebrada en el Hospital Universitario La Princesa.

Ruiz Escudero ha señalado que, con este protocolo que coordina la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad, se pretende garantizar una atención sanitaria urgente para las mujeres de 16 o más años que hayan sufrido una agresión o abuso sexual reciente, siguiendo unas pautas comunes de asistencia coordinada. De hecho, en su elaboración se ha contado con un amplio consenso del que participan la Consejería de Políticas Sociales y Familia y el Ayuntamiento de Madrid, así como los departamentos de Justicia e Interior.

Así, Sanidad va a ampliar los servicios de urgencia hospitalarios para atender a las mujeres víctimas de violencia sexual, con la incorporación de seis hospitales más en el municipio de Madrid, que cuentan con Servicio de Ginecología y Psiquiatría las 24 horas. Ruiz Escudero ha indicado durante la celebración de la Jornada, organizada por la Dirección General de Investigación, Docencia y Documentación, que precisamente la formación resulta clave para que los profesionales sean capaces de detectar casos de violencia de género. En este sentido, ha recordado que en los últimos 15 años más de 21.000 profesionales han participado en acciones formativas para facilitar la atención de estos casos.