Un programa de actividades festivas y culturales remplazará en Rivas a las Fiestas en septiembre

1018
Una de las actividades realizadas en el Festival de Cultura en la Calle en 2016 (Foto archivo Kike Ayala/RIVAS ACTUAL)

Se utilizará el formato del Festival de Cultura en la Calle para desplegar una variedad de actividades que se ubicarán de manera descentralizada por todo el municipio. Lo que sí quedará suspendido será cualquier evento que implique una concentración de gente que “impida garantizar las medidas de seguridad dictadas por la Comunidad de Madrid”.

Los conciertos, las fiestas populares (como la de ‘La Pablo’) y las casetas que se ubican en el recinto ferial en las Fiestas de Mayo, serán las actividades ‘daminificadas’ en septiembre, cuando el Ayuntamiento tiene previsto llevar a cabo una programación de iniciativas culturales y festivas que serán la alternativa a las Fiestas que no podrán hacerse tal como las conocemos. Esta programación comenzará el 4 de septiembre y se extenderá hasta el 19 del mismo mes.

Así lo ha anunciado esta mañana el alcalde de Rivas, Pedro del Cura, en una rueda de prensa ofrecida por el Ayuntamiento. El regidor ha explicado que el formato elegido para esas actividaes alternativas será muy similar al que se sigue en el Festival de Cultura en la Calle: actividades descentralizadas por todo el municipio, “procurando que nadie tenga a más de diez minutos alguna de las actividades programadas”. “Evidentemente”, ha recalcado Del Cura, “en todos los actos estará previsto el cumplimiento de todas las medidas de seguridad dictadas por la Comunidad de Madrid para la actual fase de normalización”.

Búsqueda de compensaciones

Respecto a las actividades que no podrán llevarse a cabo, el Alcalde ha asegurado que el Ayuntamiento buscará las formas posibles de compensar en la medida de lo posible los perjuicios originados por su cancelación. Así, Del Cura ha especificado que el Gobierno local intentará “encontrar alguna forma de compensar a las entidades que habitualmente ponen casetas en las Fiestas”, ya que, según ha explicado, en muchos casos los beneficios de esas casetas se destinan después a iniciativas solicarias que suponen una devolución a la ciudadanía de lo que las asociaciones han obtenido”.