Un reglamento de puntos limpios de Rivas clarifica tipos de usuarios y cantidades de residuos admisibles

1696

Fue aprobado ayer en el Pleno municipal por unanimidad. El reglamento especifica los tipos de residuos admisibles a deporitar en los puntos, así como las cantidades máximas de los mismos. También identifica al tipo de usuario que puede entregar residuos en los puntos limpios y establece tanto las tasas a pagar como las sanciones por mal uso de las instalaciones.

El Pleno de Rivas aprobó ayer un reglamento relativo al uso y características de los puntos limpios, clarificando varios aspectos que hasta el momento no estaban suficientemente claros. El reglamento fue presentado por la concejala de Transición Ecológica, Vanessa Millán, que es también la consejera delegada de Rivamadrid. La propuesta de reglamento fue aprobada por unanimidad, además de merecer los elogios de la práctica totalidad de la oposición.

Entre los más destacados que el reglamento fija están los tipos de usuarios que pueden llevar residuos a los puntos limpios fijos (además de los particulares podrán hacerlo también comercios y otras empresas siempre que no superen los tipos y cantidades de residuos que el reglamento fija); los tipos y cantidades de residuos admisibles en los puntos, con un anexo en el que se especifican con todo detalle (siempre quedan fuera los residuos considerados peligrosos por la legislación vigente, ya que éstos deberán ser gestionados por quienes los producen); las tasas a pagar por quienes puedan aportar residuos de tipo o cantidad superiores a los especificados (siempre con autorización expresa de los gestores del punto limpio); y las sanciones que podrán imponerse por uso indebido de las instalaciones, así como por el deterioro de las mismas.

Tamién recoge el reglamento la exclusividad de la empresa pública de servicios, Rivamadrid, como gestora de los puntos limpios, y describe las funciones y obligaciones del personal de la empresa que atienda estas instalaciones.