Una conductora pierde el control del vehículo y derriba una valla en la Avenida Aurelio Álvarez

1754
Aspecto del vehículo accidentado en Aurelio Álvarez, tras el impacto (Foto Protección Civil Rivas)

La conductora, que viajaba sola en el vehículo, manifestó que se había visto afectada por un medicamento que estaba tomando, que le había producido somnolencia y pérdida del control. La conductora no sufrió lesiones relevantes a consecuencia del impacto. Un ‘pique’ entre dos conductores dio también lugar a otro accidente sin consecuencias personales.

Una conductora perdió ayer tarde el control del vehículo que conducía, un todocamino, en la Avenida Aurelio Álvarez y chocó contra la valla de protección de una rotonda, derribando parte de la misma. La conductora no sufrió lesiones relevantes a consecuencia del impacto, aunque fue trasladada a dependencias sanitarias para comprobar su estado.

El hecho ocurrió ayer sobre las 18:30 horas, en la rotonda donde se cruzan las avenidas de Aurelio Álvarez y la de José Hierro, cerca de la estación de metro de Rivas Futura. La conductora manifestó a la Policía Local que se había visto afectada por la ingestión de un medicamento que le había producido somnolencia.

La Policía no ha presentado denuncia al no haberse registrado daños personales ni materiales de relevancia. Los agentes sí realizaron un parte por desperfectos en mobiliario urbano, ya que el vehículo dañó una señal vertical de tráfico ubicada en el punto del accidente.

Un ‘pique’ entre dos conductores produce otro accidente leve

Por otro lado, también ayer, jueves, la Policía intervino en un accidente leve que se produjo cuando un vehículo se salió de la vía en la Avenida Pablo Iglesias.

El accidente se produjo, según el conductor del vehículo, a consecuencia de un ‘pique’ con otro conductor, a consecuencia del cual, y durante una de las maniobras realizadas por ambos, el vehículo accidentado se vio obligado a realizar un giro brusco que lo sacó de la calzada.

El otro conductor ratificó la manifestación del primero, renunciando ambos a denunciarse mutuamente y realizando un parte amistoso de accidente sin que se produjeran daños ni al patrimonio ni a las personas.