Una historia de Béisbol

154
En la imagen, Theo Lakmeche (con la camiseta blanca) y Takeyuki Yamato (con la camiseta azul). Foto del CBS Rivas.

Por el Club de Béisbol y Sófbol de Rivas Vaciamadrid (CBS Rivas)

Todos tenemos anécdotas que contar, vivencias que marcan nuestra vida, incluso las de los que nos rodean y ésta en una más de esas inolvidables historias que rodean este apasionante deporte que es el Béisbol, que podría darse en cualquier rincón del mundo donde se practica pero,  concretamente ésta, la  estamos viviendo en primera persona en  el CBS Rivas.

Hace varios años, un adolescente de origen francés Theo Lakmeche, era entrenado por un técnico japonés; años más tarde ese técnico contacto con Theo cuando él ya estaba residiendo en Madrid para comunicarle que un jugador suyo de Japón, Takeyuki Yamato, iba a venir a Madrid de visita y le gustaría que le ayudara en dicha visita, que se suponía iba a ser exprés.  Y así fue, Theo contactó con Takeyuki y lo trajo a Rivas una mañana de sábado, hace ya 4 años y ahí surgió una bonita historia a cuatro bandas: un jugador francés que jugaba en Rivas, un jugador japonés que visita Madrid , un club como el CBS Rivas y un deporte apasionante para todos ellos.

Take, como le gusta que le llamemos, volvió al día siguiente y, sin que nos diéramos cuenta, se rodeó de los niños que estaban en el campo, que escuchaban con interés todas las indicaciones y consejos que les dedicaba.  Desde ese momento, nuestro “amigo japonés” vuelve cada año al CBS Rivas para compartir esos conocimientos con nuestros deportistas y  costeándose todos sus gastos, sin pedir nada a cambio.  

Hace un año, intentó obtener un contrato de Béisbol profesional en su país de origen y las cosas no salieron como todos esperábamos;  en esta ocasión, hace dos semanas nuestro compañero Theo también lo intento, las pruebas fueron bien, el nivel demostrado fue muy alto y la única pega para conseguir algo bueno fue el idioma, ya que un receptor debe estar siempre en comunicación con el equipo.

Hasta aquí todo normal, pero lo verdaderamente remarcable y bonito de nuestra historia, son los lazos generados más allá del simple compañerismo que crea este deporte: Theo salió rumbo a Japón a hacer una de las pruebas mas importantes de su vida deportiva, con la certeza de que sería duro y difícil, pero que estaría como en su casa porque allí le esperaba Take, su hermano de origen nipón, abriéndole su casa y trabajando con él para su prueba, incluso sufriendo más que el propio Theo mientas realizaba su examen; prueba de ello son los comentarios y vídeos que enviaba al grupo; es verdaderamente emocionante sentir el alcance de este compromiso, aun separándonos tantísimos kilómetros, estos jóvenes son la muestra de que siempre hay alguien en este deporte que te marca para toda la vida, quizá sea por eso de ser un deporte minoritario.. Pero estos vínculos son muy reales y, a la vez, difíciles de explicar.

Desde nuestro club el CBS Rivas y, sobre todo, de tus compañeros  del equipo sénior de béisbol, queremos expresar nuestro orgullo y agradecimiento a ambos, dos profesionales del beisbol que afortunadamente, siempre caminan a nuestro lado, este año volveremos a ver a Take en nuestro municipio y ojalá el equipo consiga de nuevo ganar el campeonato Nacional y, en paralelo, consigamos la ansiada reforma de nuestro campo para poder jugar nuestra División de Honor y, nuevamente,  volver a juntar a estos dos grandes en el mismo equipo.

Mientras, sirva este pequeño homenaje para daros nuestra ENHORABUENA CAMPEONES, porque un profesional no es quien tiene una firma o un contrato, un profesional es el que trabaja cada día con amor, pasión, esfuerzo y compromiso y eso vosotros dos lo tenéis “de fábrica y para exportar”,