Uros Rivas se mete en la fase de ascenso a LEB Plata tras una vibrante última jornada

1754
Foto archivo Rivas Actual

Derrotó a CB Pozuelo (72-70) en un partido en el que sólo el segundo cuarto fue para los visitantes. La fase final la jugará en Gandía, del 12 al 14 de mayo.

Uros de Rivas lo consiguió ayer, sábado: se volvió a meter, por segundo año consecutivo, en la fase final de ascenso a LEB Plata. Lo hizo como ha venido haciéndolo toda esta temporada que acaba de finalizar: defendiendo los muros de su fortín del Cerro del Telégrafo con una intensidad y concentración que, a excepción de un equipo, en la primera vuelta, el resto de los del grupo B de Liga EBA no han conseguido contrarrestar.

El visitante de ayer era el segundo clasificado en la tabla, el CB Pozuelo, y los de Rivas se impusieron con un resultado corto (72-70), pero suficiente. A quién le importa si el resultado es corto o largo cuando gracias a él has conseguido tu derecho a soñar con ascender a LEB Plata, la primera categoría profesional del baloncesto español.

Gracias a esta victoria, los resultados de los tres equipos que podían llegar a arrebatarle la presencia en fase de ascenso a los ripenses han sido irrelevantes, cuando un día antes eran angustiosamente preocupantes. Los tres podían relegar a Uros no ya al cuarto puesto real, sino incluso dejarle fuera si ganaban sus tres partidos y los de Rivas perdían.

Pero con esta victoria no ha sido así. Los ripenses no han dejado resquicio para esa posibilidad. Finalmente, junto con Pozuelo y Uros, han entrado en ella NCS Alcobendas y Náutico Tenerife. Es sabido que el Real Madrid, que ha quedado primero en la liga, había renunciado a jugar el ascenso, por lo que son los equipos que ocupan las posiciones dos a cinco quienes lo jugarán.

Una defensa de 40 minutos

El partido de ayer lo ganó Uros con un arma tradicional cuando juega en el Cerro: la defensa concentrada y prolongada de todos los jugadores. Y ayer jugaron todos, desde Nicolás González, con sus casi tres minutos, hasta Álvaro Frutos, que fue el que más tiempo estuvo de ambos equipos en la cancha con sus más de 33 minutos.

Gracias a esa defensa continuada pudo Uros contrarrestar un arma temible en los de Pozuelo. Han conseguido esta temporada un porcentaje de más del 50% de tiros de tres, que ayer quedó reducido a un 38%: ocho de 21 canastas desde el perímetro. Otro dato relevante: Uros se hizo con 22 rebotes defensivos frente a los 18 de Pozuelo y, sobre todo, con 17 rebotes ofensivos, frente a los 6 de los visitantes. Y ahí estuvo otra de las grandes diferencias que dieron a Uros el pase a la fase de ascenso.

El primer cuarto lo jugó Uros buscando anotar desde la pintura del rival. Ahí consiguió 12 de los 18 puntos del periodo, que se completaron con las tres canastas exteriores para sumar 18 puntos, uno más que el rival.

En el segundo cuarto, Pozuelo, consciente de lo peligroso que es permitir que los de Juanjo Simón se vayan en el marcador jugando en su cancha, apretaron en defensa y consiguieron enjugar la ventaja obtenida en el primer cuarto por Uros y ponerse por delante. No obstante, siguió la tónica impuesta por los locales en el primer cuarto, haciéndose grandes bajo el aro rival y consiguiendo nada menos que 8 puntos producto de segundas oportunidades gracias al rebote ofensivo. Al final del periodo ambos equipos se fueron al vestuario con ventaja de Pozuelo, aunque con todo en el aire: 32-35.

Tras el descanso Uros no tuvo ningún bajón. Siguió aferrándose al partido con uñas y dientes y no dejando que los sucesivos cambios de ventaja le minaran la moral. Nada menos que once cambios de ventaja hubo en el periodo, con diez ocasiones en las que el marcador registró un empate. Baloncesto de toma y daca y emoción al límite. Al finalizar el cuarto, Uros había conseguido recuperar el mando en el luminoso: 54-53.

Y llegó el periodo decisivo. Sin conocer los resultados de los rivales, los diez minutos finales podían ser a todo o nada. La tónica fue exactamente la misma de los anteriores: intensidad a tope, lucha bajo los aros y diferencias mínimas en el marcador. Baste decir que a seis segundos del final Uros ganaba por tres puntos. En esos seis segundos Pozuelo aún consiguió anotar uno de los dos tiros libres de la falta cometida por los locales, que habían conseguido negar la posibilidad de tiro exterior. Final de infarto, 72-70 y los de Juanjo Simón en la fase de ascenso.

A Gandía, del 12 al 14 de mayo

Gracias a esta victoria, Uros Rivas jugará la fase final de ascenso en Gandía, del 12 al 14 de mayo. El grupo en el que queda encuadrado tendrá como rivales al equipo anfitrión, Angels Vision UPB Gandía, a Brisasol CB Salou y al tercer clasificado de la conferencia A de Liga EBA (que debe disputar una final a cuatro y que en el momento de escribir esta crónica aún no se conoce).

Tal como le ocurriera la temporada pasada, Uros tendrá que verse las caras en su grupo con el el equipo anfitrión, un hándicap siempre. Excelente ocasión para que la afición apoye al equipo y le haga sentirse más cerca de su fortín, el Cerro del Telégrafo.

1 Comentario

Comments are closed.