Vecinos de la calle Pilar Bardem colaboran en el rescate de una gata a seis pisos de altura

2074
Gata rescatada por veicnos en Rivas
La gatita intenta liberarse de las lamas (Foto Rivanimal)

El animal había quedado atrapado entre las lamas de cierre de un ventanal a la altura de un sexto piso que daba a la calle y a una escalera, en uno de los edificios de la calle Pilar Bardem. Uno de los vecinos trepó con un arnés de escalada y consiguió liberar al animal.

Varios vecinos de la urbanización situada en la calle Pilar Bardem 1B, en Rivas, colaboraron el pasado miércoles en el rescate de una gata que había quedado atrapada en las lamas de un ventanal. El riesgo que corría la gata era grande, ya que el lugar donde estaba atrapada daba, por un lado, a la calle, a la altura de un sexto piso; por el otro, comunicaba con el hueco de una escalera.

Enmarcado con el círculo rojo, el lugar donde había quedado atrapada la gata (Foto Rivanimal)

La protectora Rivanimal fue avisada por los vecinos en torno a las 21:00 del miércoles, pero no se limitaron a dar el aviso. Varios de ellos sacaron mantas para cubirir de la mejor manera posible una eventual caída de la gata. Otros aportaban comida y agua con el fin de atraer al animal en caso de que éste pudiera liberarse solo.

Voluntarios de Rivanimal llegaron al lugar de los hechos y procedieron a desplegar dos redes, una por un lado de la posible caída y otra por el otro. Esta última iba acompañada también por un mástil retractil.

La propia protectora, en una nota, reconoce que, sin embargo, fue «providencial» la actuación de un vecino que «disponía de cuerda y arnés para escalar y fue el que ascendió los metros desde la planta sexta hasta la posición donde se encontraba el animal para poder cogerla por la piel, liberándola de las lamas donde se encontraba atrapada e introducirla dentro de la red que sujetaban los de la protectora».

'SpiderCat', tras su rescate (Foto Rivanimal)
‘SpiderCat’, tras su rescate (Foto Rivanimal)

La gata, a la que los miembros de la protectora han bautizado con el nombre de ‘SpiderCat’ a causa de su «aventura», dan cuenta de que el animal pertenece a una de las colonias felinas que se mueven en las cercanías y que posee un chip, lo que hace pensar que ha tenido dueños y ha sido abandonada o se ha escapado. Califican su carácter de «muy bueno» y aseguran que «se encuentra perfectamente». Rivanimal ha decidido llevarla en acogida al CIPAR, con el objeto de que pueda optar a ser adoptada.

La protectora agradece en su nota la actitud de los vecinos «por su maravillosa respuesta, por no mirar a otro lado y socorrer a esta gata, y en especial a la persona que escaló hasta la posición donde se encontraba la gatita».