La Comunidad rechaza dos millones de euros del Ministerio de Educación para el alumnado más vulnerable de la región

876

La FAPA Giner de los Ríos considera «incomprensible» la decisión y exige que la Consejería de Educación de la Comunidad acepte el dinero destinado para el alumnado vulnerable en vez de devolverlo.

El pasado día 13 de noviembre la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid remitió un escrito rechazando 1.904.699,00 euros ofrecidos por el Ministerio de Educación y Formación Profesional para el programa #PROA+ (20-21). Ante esto la FAPA “Francisco de los Ríos” exige a la Consejería que “se acepte el más de un millón novecientos mil euros y la inmediata continuidad del profesorado contratado para el refuerzo COVID-19 así como la contratación de nuevos docentes ya que, a día de hoy, todavía hay alumnado que no conoce a sus docentes”.

La COVID-19 ha mermado de manera especial los recursos también en la educación, y la Federación tiene claro que el Programa para la Orientación, Avance y Enriquecimiento Educativo es un programa imprescindible que la Consejería debe apoyar aceptando el dinero del Ministerio y apoyando a sus docentes y al alumnado. Este programa ha sido solicitado por solo 97 centros, el impacto negativo que la COVID-19 ha generado en los centros educativos es un hecho claro y la semipresencialidad lo agudiza por ello la FAPA “no entiende que se rechacen recursos para una atención más personalizada”. Para esta organización la Comunidad debería apostar por el fomento de la educación pública, y renovar contratos de docentes y realizar acciones para acabar con la necesidad de apoyo del alumnado.

Del mismo modo, la FAPA Giner de los Ríos, partiendo de los valores que defiende, entre ellos “la justicia social y la capacidad de los servicios públicos para garantizar la calidad, la igualdad de oportunidades, la equidad y la inclusión”, ha trasladado a la Consejería de Educación varias cuestiones relacionadas con la atención educativa y los refuerzos ante el COVID. Según la misma los contratos de profesorado finalizan algunos en diciembre y dejan al descubierto al alumnado y al sistema educativo que ya cuenta con problemas de bajas de docentes no cubiertas. Ante estas quejas han comunicado que, de momento, no han recibido ningún tipo de respuesta por parte de la consejería.