El Plan de Economía Circular de Rivas pretende ser una apuesta «de ciudad» y no sólo «de legislatura»

979
El Alcalde y la concejala de Transición Ecológica, durante la presentación del Plan de Economía Circular, en diciembre de 2020

Ha sido presentado esta mañana por el Alcalde y la concejala de Transición Ecológica, con la pretensión de «modificar poco a poco las actitudes y hábitosd de ciudadanía y empresas» con el objetivo final de «terminar con un concepto de economía lineal que el planeta ya no puede soportar».

La población del planeta genera tal cantidad de desechos que ya no es posible pensar en que el planeta pueda asimilarlos, da igual la tecnología que se use para ello. Y lo que vale para el conjunto del planeta, vale para Rivas. Esa es la conclusión que sostiene la visión «circular» de la economía, contrapuesta a la visión «lineal» de la misma. Es decir: producir y generar la menor cantidad posible de productos no reutilizables y conseguir la reutilización del resto para devolverlos a la cadena de consumo en un movimiento de tipo circular; frente a producir consumiendo de manera creciente recursos naturales y materias primas que finalmente acaben en la basura y se conviertan en un problema para gestionar esos residuos, y vuelta a empezar: una visión lineal.

El Alcalde, Pedro del Cura (Foto RIVAS ACTUAL)

Esta idea, en el fondo bastante sencilla, es la que está detrás del Plan de Economía Circular que esta mañana han presentado, en la Sala Pedro Zerolo del Ayuntamiento, el Alcalde, Pedro del Cura, y la concejala de Transición Eclógica, Vanessa Millán. Ambos han estado acompañados por Jorge Rochet, gerente de Rivamadrid, la empresa pública que se encargará de llevar a cabo la coordinación y lo sustancial de este Plan.

Tanto el Alcalde como la concejala han destacado que el Plan no se contempla como un proyecto de lesgislatura, sino «de ciudad», en palabras de Vanessa Millán.

Un plan con hitos concretos

La concejala, Vanessa Millán (Foto RIVAS ACTUAL)

El Plan, tal como han explicado los tres, no se queda en el planteamiento de la filosofía del mismo, sino que desciende a un calendario concreto de actuaciones relacionadas con el mismo. Algunas de ellas, como la ubicación de nuevas compostadoras comunitarias o la instalación de contenedores amarillos de nuevo tipo en algunas zonas, ya se han llevado a cabo.

La propuesta se inicia con un plan concreto de acción para la gestión de los residuos del municipio, para progresivamente ir incluyendo acciones y medidas de otros ámbitos como la energía, el transporte, la edificación o el planeamiento urbano. La finalidad es sentar las bases institucionales para la progresiva reducción de la emisión de gases de efecto invernadero en el municipio, así como apoyar la transición hacia una ‘Economía Circular 2030’ en la localidad, que sirva de herramienta para adaptarse al nuevo enfoque europeo del cambio de modelo económico lineal tradicional hacia un modelo económico circular.

Este proyecto concreto en Rivas plantea una serie de hitos o acciones todos los meses, vinculadas con alguno de esos conceptos ‘con R de Rivas’. De hecho, durante el mes de noviembre ya se han colocado las nuevas papeleras de recogida selectiva y separada en los edificios de instalaciones municipales, y también se ha lanzado la campaña ‘limpieza es salud’ con cartelería en distintos soportes institucionales.

Previsiones para diciembre y más allá

El Gerente de Rivamadrid, Jorge Rochet (Foto RIVAS ACTUAL)

En cuanto al mes de diciembre, la planificación de acciones contempla la puesta en marcha de un punto limpio móvil que recorrerá diferentes barrios de la localidad. Se están definiendo las zonas y fechas pero los domingos siempre tendrá presencia en el mercadillo del recinto ferial. En enero, el proyecto de compostadoras comunitarias para la ciudadanía, o la previsión de iniciar la renovación de papeleras en la vía pública (hay una estimación inicial de mil nuevas papeleras). Para los meses de febrero y marzo, el Plan de Economía Circular trabaja ya en la campaña informativa y de concienciación sobre la implantación del quinto contenedor (residuos orgánicos) y la posterior puesta en marcha de los proyectos pilotos de este quinto contenedor en varias zonas.

Paralelamente, ya se trabaja con Rivamadrid en implementar de aquí hasta el próximo verano la instalación de contenedores de envases (amarillos) con boca ancha o boca ampliada, modificar el funcionamiento del servicio de recogida de enseres para facilitar aún más su utilización por la ciudadanía, y el desarrollo de la campaña con la hostelería local para potenciar y mejorar el reciclaje de vidrio en hoteles, restaurantes y cafeterías.

Y por último, el Plan de Economía Circular de Rivas contempla la creación de un proceso participativo durante los próximos meses, habilitando un foro de expertos y otro de ciudadanía, con los que se trabajará a la hora de diseñar e implementar nuevas acciones y desarrollar este Plan transversal con la intención de mantener su  permanente en la localidad.