El Pleno municipal apuesta por las aplicaciones tecnológicas para mejorar el aparcamiento de las personas con movilidad reducida

902

El pleno da cuenta de la liquidación del presupuesto municipal de 2020, que se salda con 3,7 millones de superávit. La concejala de Seguridad, Marisa Pérez, anuncia la próxima puesta en marcha de un programa de prevención de adicciones en adolescentes.

El Pleno del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid aprobó ayer una declaración institucional, impulsada por Ciudadanos, en la que apuesta por el uso de herramientas tecnológicas que permitan regular y mejorar el aparcamiento de las personas con movilidad reducida.

En el texto, suscrito por todos los grupos políticos de la corporación, se destaca la necesidad de adherirse a alguna de las plataformas móviles que ya existen y que aportan soluciones tecnológicas para mejorar la gestión de la accesibilidad en los espacios públicos.

A través de un sistema de geolocalización, este tipo de aplicaciones móviles orientan a las personas con movilidad reducida sobre los lugares que tienen habilitadas zonas de acceso para ellas y les permiten avisar de las incidencias, ya sea sobre el mal estado de la plaza de aparcamiento o de su uso fraudulento.

“Queremos conseguir que Rivas sea una ciudad plenamente accesible”, dice la declaración institucional, destacando que esta acción aportaría un valor añadido a la ciudad.

La declaración apuesta además por hacer públicos los datos de las plazas de movilidad reducida, por cumplir con el ratio establecido sobre las mismas y por difundir la normativa local en relación a las mismas. Se plantea también la elaboración de un mapa con este tipo de plazas de estacionamiento y que la app Rivas Ciudad permita conectar con Policía Local ante un caso de mal uso de la plaza destinada a personas con movilidad reducida.

Otros asuntos del Pleno

Por otro lado, el Pleno aprobó una segunda declaración institucional que reconoce a la Cultura como bien esencial para el desarrollo integral de la personalidad individual y colectiva. La declaración cuenta con el apoyo los diferentes agentes culturales de Rivas, cuyo ayuntamiento se compromete así a «defender, promover y establecer los cauces y acciones necesarias para el desarrollo de la cultura».

En otro punto del orden del día se dio cuenta de la liquidación del Prsupuesto Municipal de 2020. Éste se salda con 3,7 millones de superávit, un remanente positivo de tesorería de 21,9 millones y una deuda viva de 13,5 millones de euros, tal y como informó el concejal de Hacienda, José Manuel Castro.

Por otro lado, en el transcurso de una interpelación del grupo municipal de Ciudadanos sobre la recuperación de la Unidad Canina de Policía Local, la concejala de Seguridad Ciudadana, Marisa Pérez, anunció la próxima puesta en marcha de un programa de prevención de adicciones en adolescentes con perros a través de la unidad de Agente Tutor. La concejala explicó al portavoz de Ciudadanos que «el criterio de la Concejalía es garantizar la mejor acción policial posible en aquellos temas que son de competencia municipal». La concejala hacía alusión con ello a que el trabajo más relevante realizado por la Unidad Canina mientras estuvo operativa fue el de la detección de sustancias estupefacientes, algo que correspondería a Policía Nacional o Guardia Civil.