La comisaría de Policía Nacional, pendiente tan sólo del visto bueno de la Secretaría de Estado de Seguridad

921
Participantes en la Junta Local de Seguridad celebrada ayer, miércoles (Foto Ayto Rivas)
Participantes en la Junta Local de Seguridad celebrada ayer, miércoles (Foto Ayto Rivas)

Tras el informe técnico favorable de la Dirección General de la Policía para la instalación de una comisaría en Rivas, el Alcalde ha solicitado una reunión con la Secretaría de Estado de Seguridad, con el fin de asegurar la aprobación por parte de este órgano de la instalación de una comisaría de Policía Nacional en Rivas. Esta dotación supondría la llegada a la ciudad de 180 agentes que se encargarían de la seguridad ciudadana de manera exclusiva en el término municipal. La comisaría realizaría también las funciones relacionadas con Extranjería, así como las de expedición del DNI. El asunto fue abordado en la Junta Local de Seguridad llevada a cabo en la mañana de ayer, en la que se informó también de la tasa de delitos por habitante en Rivas, que se sitúa en 6,5 delitos menos que la media regional.

La instalación de una comisaría de Policía Nacional en Rivas podría estar pendiente tan sólo de la aprobación por parte de la Secretaría de Estado de Seguridad, cuyo titular es Rafael Pérez, nombrado el pasado 17 de enero. Para esa decisión -«de carácter político», como aseguró ayer el alcalde de Rivas, Pedro del Cura- el órgano de Seguridad cuenta ya con el informe técnico favorable de la Dirección General de Policía, emitido recientemente.

La información fue facilitada ayer, miércoles, por Del Cura, en una comparecencia ante los medios locales para dar cuenta de lo tratado en la Junta de Seguridad Local llevada a cabo con anterioridad a la comparecencia. En la reunión habían estado presentes el Alcalde, Pedro del Cura; el concejal de Seguridad, Enrique Corrales; un representante de la Delegación del Gobierno en Madrid; el Jefe de Policía Local; el Teniente de la Guardia Civil de Rivas; y un representante de Policía Nacional.

La presencia, ya de forma habitual, de este último en la Junta Local, supone «un paso en la coordinación de los trabajos de Seguridad», según declaró el Alcalde. La instalación de la comisaría supondría la adscripción a Rivas de 180 agentes «dedicados en exclusiva a velar por la seguridad en nuestro término municipal». Además de los servicios habituales que ofrece una comisaría de Policía Nacional (como son los relacionados con temas de Extranjería o expedición de DNI), la dotación supondría la existencia de calabozos para la custodia de personas detenidas a la espera de su puesta a disposición judicial. A este respecto Del Cura recordó que «hace tiempo ya di instrucciones a Policía Local para que los detenidos fueran puestos a disposición de la Guardia Civil de la localidad inmediatamente después de realizarse el atestado correspondiente». El edil aseguró que «no va a haber calabozos de Policía Local en Rivas».

Los delitos por habitante, por debajo de la media de la Comunidad

El dato estadístico sobre niveles de  seguridad ciudadana ofrecido por el Alcalde habla de una tasa de delitos por habitante inferior a la media de ese dato para el conjunto de la Comunidad: 52 delitos por cada mil habitantes en Rivas, frente a los 58,5 a nivel regional. Del Cura explicó que la proximidad de la Cañada hace que la realidad de la seguridad ciudadana en el conjunto de la ciudad «se vea distorsionada por el alto porcentaje de delitos» relacionados con esa proximidad, respecto al total de los que se dan en la ciudad. Concluyó que «a pesar de los picos de delincuencia que últimamente se están dando, los datos nos dicen que Rivas es una ciudad más segura que la media».

La Junta abordó la reciente oleada de robos en centros educativos de Rivas, así como la que ha estado afectando a comercios y establecimientos de hostelería de la ciudad. Del Cura señaló al respecto que «los datos revelan ese aumento de los delitos contra comercios, algo que hemos abordado en la Junta y que tratamos en una reciente reunión con ASEARCO». También se abordó el incremento de robos en el interior de vehículos, que el Alcalde relacionó con población toxicómana proveniente de Valdemingómez, aunque también explicó que «los robos en viviendas han descendido». La valoración global es «positiva, si bien hay picos relacionados con problemas puntuales en ciertos sectores».

Los robos en colegios han sido objeto de un punto monográfico. Del Cura recordó que «la Junta de Gobierno ya hizo una felicitación formal a la Guardia Civil por las últimas detenciones realizadas» por ese cuerpo, pero que «sigue habiendo entradas en colegios de forma recurrente». El regidor vinculó ese problema también con la cercanía de la Cañada Real ya que «en general los colegios afectados suelen ser los ubicados más cerca de esa zona». Además, aseguró que el Ayuntamiento ha enviado unas recomendaciones a los centros para que intensifiquen las medidas de seguridad. Además, está revisando el sistema de sensores del sistema de seguridad y alarma de los centros, instalado por la Administración local.

Por otro lado, se analizó la aplicación del protocolo establecido por la Comunidad de Madrid para actuar contra las mafias de ocupación ilegal de viviendas. El Regidor aseguró que ya se estaba aplicando, en lo relacionado con la vivienda pública gestionada por la EMV, mediante la coordinación de la empresa pública con Guardia Civil y Policía Local. Como resultado d ello y de las actuaciones judiciales que vienen aplicándose desde hace dos años, «actualmente quedan tan sólo cuatro casos de ocupación indebida de pisos de la EMV, todos ellos judicializados y pendientes de desahucio». El resto de vivienda gestionada por la empresa pública local está ocupada de manera legal.

Las mafias dedicadas a suministrar ilegalmente el uso de una vivienda a terceros siguen el procedimiento de derribar la puerta y después ofrecer la vivienda a personas necesitadas, cobrándoles un alquiler por el uso. El protocolo de actuación de la EMV al respecto consiste, una vez detectado el delito, en «sacar de la vivienda a los ocupantes y si se ve que se trata de personas en una situación de necesidad económica, darles una solución habitacional transitoria e inmediata».

Protección Civil y acceso al sistema de datos policiales

Por último, se abordaron temas como el Plan de Emergencias y Protección Civil de Rivas, y el acceso al sistema de datos de la Guardia Civil. En cuanto al Plan de Emergencias, el Alcalde informó que se ha terminado de redactar ya y que «lo llevaremos al próximo Pleno muncipal para su aprobación». El Alcalde recordó que «somo de los pocos municipios que tienen ya redactado un plan de Emergencias y Protección Civil como éste». El Plan ha sido ya aprobado por la Comunidad de Madrid y sólo faltaría el trámite de su aprobación en Pleno local para ser puesto en práctica.

También se trató el tema del acceso de la Policía Local de Rivas al sistema de información y datos de la Guardia Civil, al que «nuestra Policía Local es una de las pocas que aún no tienen acceso». El sistema garantiza una mayor rapidez y fluidez del acceso a la información sobre distintos aspectos relacionados con delitos y delincuentes, lo que agiliza los procedimientos policiales de vigilancia. A este respecto, Del Cura explicó que se había puesto a disposición del resto de componentes de la Junta la información del sistema de vigilancia mediante cámaras con capacidad para lectura de matrículas, lo  que «facilita enormemente el trabajo de seguimiento de actuaciones delictivas en la ciudad y su entorno». Entre las funcionalidades de estas cámaras está «la identificación de los vehículos utilizados para realizar vertidos ilegales en las zonas más próximas a la Cañada Real», algo que, además de ser un delito, «viene suponiendo de forma recurrente unas molestias obvias para la población, especialmente en verano».