La Comunidad cambia sus menús rápidos por otros, tras la presión del ministerio de Derechos Sociales

1073

Esta nueva medida se implantará el 18 de mayo, fecha en la que finaliza el acuerdo con las empresas que han prestado este servicio. El ministerio de Derechos Sociales ha exigido a la Comunidad que “justifique” lo saludable de los menús de Telepizza, Rodilla y Viena Capellanes.

La Comunidad de Madrid pondrá en marcha una alternativa a los menús escolares para los alumnos con beca de comedor cuyas familias son perceptoras de la Renta Mínima de Inserción (RMI). Esta medida se implantará el próximo 18 de mayo, cuando finaliza el acuerdo con las empresas que han prestado este servicio hasta ahora.

El Gobierno regional había solicitado al ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 el abono de la parte correspondiente de la partida ministerial destinada a estos fines, pero el departamento dirigido por Pablo Iglesias le había exigido recientemente que justificase que los menús ofrecidos a estos niños durante dos meses seguidos (basados sobre todo en pizza y sandwiches) eran saludables y cumplían con las normas nutricionales para personas de esa edad.

La Comunidad de Madrid solicitaba algo más de un millón de euros de la mencionada partida, para ayudar a pagar la “factura” de Telepizza, Rodilla y Viena Capellanes. La exigencia de justificación realizada por Derechos Sociales incluía, sin embargo, la negativa de pago de esa partida antes de recibir la mencionada justificación.

El Ejecutivo madrileño, sin embargo, publicó ayer una nota de prensa en la que se limita a notificar el mencionado “cambio de rumbo”, a partir del 18 de mayo, pero sin hacer mención alguna a la ‘presión’ ejercida desde el ministerio de Derechos Sociales.

Justificación ‘sospechosa’

El gobierno de Díaz Ayuso sí menciona que los menús que contrató a las tres empresas de comida rápida “han sido supervisados por los departamentos de nutrición de las empresas”, lo que implicaría que no ha habido control alguno por parte de la administración regional. De esa forma, los “departamentos de nutrición” de Telepizza, Rodilla y Viena Capellanes habrían actuado como juez y parte en el mencionado informe. Respecto al contenido del mismo, la nota de la Comunidad tan sólo menciona que los menús contratados fueron diseñados “pensando en una dieta equilibrada y variada, teniendo en cuenta factores como la ingesta de calorías, fibra, vitaminas aportadas y minerales necesarios. Por ello, se incluyeron ensaladas, pasta, yogures y fruta, y se ofrecía también la posibilidad de alternar en las comidas legumbres, arroz, verduras y pescado”.

Esta última afirmación es, cuanto menos, engañosa. Los menús, publicados en su día por la Comunidad, ofrecían, en el caso de Telepizza, la posibilidad de elegir entre varios menús, en la mayoría de los cuales se incluía una ‘Ensalada mediterránea’, que habitualmente se considera que incluye cierta cantidad de atún, sin que se especifica la misma. Lo mismo ocurre con los menús ofrecidos por Rodilla, en los que también (aunque con menos frecuencia) se incluía una ‘Ensalada mediterránea’ que incorporaba atún. Al margen de este componente en la ensalada, ninguna otra de las opciones incorporaba pescado como componente fundamental del menú.

Además, en el caso de las personas con alergias o intolerancias, los mencionados menús resultaban del todo escasos en su oferta. Telepizza sólo ofrecía un menú sin gluten (que no incluía en ningún caso la ensalada, sino solamente pizza y algunos complementos). Rodilla no aportaba en un principio ninguna opción sin gluten, aunque posteriormente sí la incluyó, a base de un sandwich caliente (a elegir entre tres tipos), más una pieza de fruta o un yogur, y una bolsa de patatas fritas.

Otro elemento que arroja sombras sobre los “controles” de calidad de las empresas, es el hecho de que hayan sido realizados por la Fundación Española de la Nutrición (FEN), una ebntidad promovida, precisamente, por algunas de las pricipales multinaciones de la alimentación y la comida rápida. Telepizza es, casualmente, una de las empresas con presencia más importnte en la FEN.

Los menús ofrecidos por la Comunidad ed Madrid a escolares de familias más vulnerables han sido criticados abiertamente por diferentes entidades, desde el Colegio Oficial de Dietistas y Nutricionistas, hasta la Fundación Gasol.