La Comunidad suspende la evaluación diagnóstica de la LOMCE en Primaria y ESO

La FAPA Giner de los Ríos cree que debe cancelarse también la evaluación del periodo de suspensión de clases, porque los recursos telemáticos utilizados para hacer llegar los ejercicios evaluables no han funcionado.

936
Enrique Ossorio, consejero de Educación (Foto Comunidad de Madrid)

También “propondrá” en la Comisión Sectorial del Ministerio el retraso en la celebración de la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) hasta los meses de junio y julio en convocatoria ordinaria, y para septiembre en extraordinaria. La FAPA Giner de los Ríos se muestra conforme con estas medidas principales, pero añade que no debería evaluarse todo el último periodo de suspensión de clases.

La Comunidad de Madrid propondrá hoy, en la reunión de la Conferencia de Educación, retrasar las pruebas de Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU). Se trata de una propuesta adoptada, según una nota de prensa de la Comunidad, “con criterios marcados por la Comisión organizadora de las pruebas de acceso a la Universidad”, presidida por la vicerrectora de Estudios de la Universidad Complutense de Madrid, y compuesta por las universidades madrileñas.

La convocatoria ordinaria se realizaría entre los días 22 de junio y 3 de julio, y la publicación de calificaciones antes del 10 de julio. En cuanto a la convocatoria extraordinaria, deberá celebrarse antes del 10 de septiembre, y las calificaciones estar disponibles antes del 18 de septiembre.

Esta es una de las propuestas que va a llevar el Ejecutivo regional a la Comisión Sectorial del Ministerio de Educación y Formación Profesional –Conferencia de Educación- que se celebra hoy, y que contará con la participación de todas las comunidades autónomas. La Comunidad de Madrid solicitará que se convoque –próximamente- a una reunión en la que participen todas las comunidades autónomas para abordar las pruebas de acceso a la universidad, de manera que todas las regiones adopten posiciones conjuntas y coordinadas en esta materia.

Además, la Comunidad de Madrid va a comunicar al Ministerio de Educación y
Formación Profesional su “decisión” de no celebrar las evaluaciones de diagnóstico
de la LOMCE, que se realizan cada curso en 3º y 6º de Primaria y 4º de la ESO,
con el objeto de no sobrecargar más a los alumnos cuando puedan regresar a los
centros escolares. El Gobierno regional va a solicitar al Ministerio que se llegue a
un acuerdo común sobre la no realización de las pruebas, y que éste sea válido
para todas las comunidades autónomas.

FAPA Giner de los Ríos: no evaluar el periodo de suspensión de clases

Por otro lado, el presidente de la FAPA Giner de los Ríos, Camilo Jené, ha declarado esta mañana a RIVAS ACTUAL que está “conforme con estas medidas”, aunque ha advertido, en relación con la EBAU, que “hay otras posibilidades, como es acortar el curriculum y que aparezca sólo lo realmente esencial”, o incluso “modificar la prueba, diseñando otro tipo distinto”.

Respecto a la evaluación diagnóstica que se viene realizando en 3º y 6º de Primaria y en 4º de ESO, Jené ha valorado como “satisfactorio que el Ministerio haya dado hoy el visto bueno para que las Comunidades Autónomas puedan proceder a cancelarla”.

Esta evaluación, que en principio estaba diseñada para evaluar cómo funciona el sistema marcado por la LOMCE, “acababan siendo en muchas ocasiones una evaluación de los conocimientos del alumnado”, algo con lo que la FAPA Giner de los Ríos se había manifestado disconforme desde hace años.

La FAPA Giner de los Ríos ha enviado una carta al consejero de Educación, Enrique Ossorio, con copia a la Presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, en la que transmiten la petición de que “el periodo de suspensión de clases [a consecuencia de la pandemia de COVID-19] no debe ser evaluado”.

Camilo Jené entiende que con este periodo de suspensión de clases “se ha roto el principio de evaluación continua y la atención personalizada al alumno no existe”. Valora que “hay muchas carencias en la manera de actuar que ha tenido la Comunidad de Madrid”. Para el presidente de la FAPA la Comunidad “ha hecho una apuesta por los sistemas telemáticos que no tienen cabida, porque ni la Comunidad de Madrid, ni los docentes, ni las familias tienen realmente la posibilidad de utilizarlos”.

Jené hace referencia a que “La red de la Comunidad de Madrid no funciona correctamente, el programa Roble no lo tienen todas las familias y los docentes están usando el correo electrónico para poder solventar las carencias que existen”.