La estación de Metro de Conde de Casal estará en obras durante al menos diez meses

942
Uno de los andenes de la estación en la actualidad

Las obras supondrán el cierre de la estación durante un mes, previsto durante el verano. Con un coste de cuatro millones de euros, las actuaciones serán de carácter múltiple e incluirán la retirada de “cualquier resto de amianto” en las instalaciones.

La Comunidad de Madrid va a destinar más de cuatro millones de euros para modernizar la estación de Metro de Conde de Casal. El Consejo de Gobierno aprobó el pasado 2 de enero la contratación de las obras, que cuentan con plazo aproximado de ejecución de 10 meses. La Comunidad no ha precisado la fecha prevista para el comienzo de las obras. La actuación se enmarca en el Plan de Modernización de Metro de Madrid, que contempla la renovación de 33 de las estaciones más antiguas de la red y cuenta con una inversión total de 89 millones de euros.

Las obras que se llevarán a cabo en Conde de Casal tienen como objetivo sustituir los revestimientos, instalaciones y tecnología obsoleta localizados en los andenes y sus accesos por otros materiales y equipamientos más actuales. Esto facilitará las labores de mantenimiento y mejorará la funcionalidad de las instalaciones.

Actuación integral

De este modo, está previsto ampliar la red de drenaje y saneamiento de la estación con nuevos sistemas de impermeabilización. También se instalarán nuevas canalizaciones eléctricas y se dotará a estos espacios de nuevo mobiliario. A esto se añade la reforma de paramentos y pavimentos que permitirán a la estación adaptarse a los criterios actuales del resto de las nuevas estaciones. En este sentido, se implantarán medidas complementarias de accesibilidad.

En el contrato se incluye la retirada de materiales con contenido en amianto. Estos trabajos se enmarcan dentro del Plan de Desamiantado del suburbano, en el que el Gobierno regional va a invertir más de 140 millones de euros hasta 2025, con el objetivo de eliminar cualquier rastro de este componente de todas las instalaciones de la red de Metro. Durante este proceso se mantendrá cerrada la estación aproximadamente un mes, por lo que los trabajos se harán en periodo estival, cuando hay un menor número de viajeros.