Rivas Ecópolis aleja los fantasmas frente a Zamarat

135
Ángela Salvadores (8) conduce el balón ante una defensora de Zamarat (Foto Rivas Actual)
Ángela Salvadores (8) conduce el balón ante una defensora de Zamarat (Foto Rivas Actual)
Ángela Salvadores (8) conduce el balón ante una defensora de Zamarat (Foto Rivas Actual)

Se ha impuesto (78-68) a Zamarat en un partido que empezó con mal pie, pero al que dio solución en el segundo y tercer cuartos, para terminar desfondado y ceder el último periodo por una renta, no obstante, insuficiente para que las zamoranas se llevaran el partido. La victoria es doblemente importante, ya que se trata de un probable rival directo por las plazas de mitad de la tabla, y con el que se perdió en el partido de ida por nueve puntos, quedando así el basketaverage favorable a las ripenses.

Empezó bien Rivas Ecópolis su partido de esta tarde contra Zamarat. Había tensión en la vuelta a la competición tras el parón navideño, y las de José Ignacio Hernández conseguían varios robos y buenas defensas en los primeros compases del partido, que les permitían contrataques relativamente cómodos. Sin embargo, una sucesión de fallos en canastas fáciles dejaban siempre vivo al rival, el Zamarat, que pudo verse con seis u ocho puntos por detrás de Rivas en los primeros minutos, y sin embargo consiguió llegar a la mitad del primer cuarto no sólo con un luminoso totalmente igualado, sino que trabajando mejor el movimiento del balón y de las jugadoras en ataque, se iba arriba, distanciándose primero en seis puntos y, a minuto y medio para finalizar el primer periodo, a los diez tantos (14-24). Ya había tenido que pedir tiempos muertos José Ignacio Hernández debido a la facilidad con la que las zamoranas anotaban en ese final del primer cuarto. No terminaba de funcionar bien la defensa exterior, dejando demasiados tiros cómodos a Mieloscynska y sus compañeras. Tras el último tiempo solicitado, Rivas consiguió organizarse mejor y reducir esa renta de diez puntos, sumamente peligrosa no sólo por lo abultado de la misma, sino por las pobres sensaciones que el equipo estaba dejando en cancha.

El segundo periodo, sin embargo, fue el escenario para un cambio de decorado. Las defensas consiguieron limitar los daños que Zamarat hacía en ataque y, a cambio, el tiro de Rivas comenzaba a funcionar con más regularidad. Fruto de ello fue una remontada bastante espectacular, que llevó a las ripenses a colocarse tres puntos al descanso, con un marcador de 40-37.

A la vuelta del vestuario, Rivas siguió dominando el juego interior, con una Lady Comfort que ratificó sus buenas actuaciones de los últimos encuentros antes de las vacaciones. Durante el segundo y tercer cuarto se hizo con una buena cantidad de rebotes defensivos (seis, exactamente, que dieron aire a su equipo en la defensa, pero que no llegaron a igualar la excelente marca de Gaby Ocete, que se hizo nada menos que con nueve rebotes defensivos). Comfort se volvió una pieza vital para que su equipo se atreviera a hacer el juego interior del que tan escaso ha estado esta temporada. El balance no fue malo, porque la pivot de Rivas Ecópolis anotó 22 tantos y se alzó como MVP del partido, con una excelente valoración de 27. El tercer cuarto terminó con un parcial de 27-12 a favor de Rivas, lo que ponía el luminoso en 67-49, una renta muy cómoda.

El esfuerzo de los dos periodos anteriores hizo, no obstante, que en el último cuarto Rivas bajara el pistón. El problema, cómo no, es que para hacer buenos partidos las ripenses necesitan tener en cancha a un limitado número de jugadoras durante muchos minutos. Ese ha sido el caso del partido de esta tarde: cuatro jugadoras han superado ampliamente los 30 minutos en pista (Ocete, Weaver, Bujovic y Salvadores), y otra los ha rozado (Comfort, con 29 minutos). Ese bajón, totalmente comprensible, le sirvió a Zamarat para minimizar los daños, consiguiendo imponerse con un parcial de 11-19 que, si bien resultó insuficiente, maquilló el resultado.

La importancia de la victoria es doble, por cuanto sirve no sólo para superar precisamente a las zamoranas en la tabla, sino para marcar una diferencia mínima, pero suficiente, en el basketaverage. Tras el resultado cosechado por Rivas en el partido de ida, en Zamora (64-55), estos diez puntos le dan esa ventaja que le permite dejar atrás a las zamoranas en una hipotética competencia entre ambos equipos por un puesto en la tabla.

Buen partido, pues, de las de José Ignacio Hernández, que han demostrado el carácter necesario para superar un muy mal momento y anotar esa tercera victoria consecutiva en su casillero, que las aleja de las zonas más peligrosas y las coloca en la séptima posición de la tabla, con seis victorias a sólo dos de Pajariel Bembibre.

Estadísticas del partido