Un conductor de la línea 334 Madrid-Rivas, retirado del servicio por vejar a una pasajera con movilidad reducida

230
Uno de los autobuses de la línea 334 (imagen tomada de internet, no necesariamente relacionada con la noticia)

La pasajera, que tenía que subir al autobús con su scooter eléctrico, fue increpada por el conductor del vehículo, perteneciente a la línea 334, con frases como “la gente como vosotros no debería existir” o “es que vosotros sois retrasados mentales”. El Consorcio Regional de Transportes ha pedido a la empresa concesionaria de la línea que acredite el registro de la denuncia. La Veloz ha suspendido cautelarmente de servicio al conductor y el Consorcio abrirá un expediente administrativo a la empresa y le impondrá la correspondiente sanción si se comprueba la existencia de la reclamación, según la agencia Servimedia.

El conductor de unos de los autobuses de la línea 334, gestionada por La Veloz, que presta servicio entre Conde de Casal y Rivas, ha sido retirado cautelarmente de ese servicio tras la denuncia efectuada por FAMMA-Cocemfe, entidad dedicada a la defensa de los derechos de las personas con discapacidad física y orgánica. La denuncia, presentada ante la empresa y ante el Consorcio Regional de Transportes, se basa en el trato que este conductor tuvo el pasado 6 de febrero hacia una pasajera, cuando ésta, con movilidad reducida y yendo en un scooter eléctrico, pretendía subir al vehículo.

Según la denuncia de FAMMA-Cocemfe, el conductor increpó a la pasajera diciéndole que “no se podía retrasar porque personas como ella se subieran a su bus”. Después de haber entrado en el vehículo continuó dirigiéndole frases humillantes delante de los demás pasajeros, tales como “vosotros no deberíais entrar al bus”, “vuestros padres son unos irresponsables”, “la gente como vosotros no debería existir”, “es que vosotros sois retrasados mentales”, “sois unos niñatos, mira como lloras” y otras similares. Finalmente, obligó a la pasajera a bajarse tres paradas antes de su destino.

Según la agencia Servimedia el conductor “ha sido retirado del servicio de forma cautelar” por la empresa, mientras que la consejería de Transportes de la Comunidad ha asegurado que el Consorcio está investigando si efetivamente existe la reclamación. En caso de que así sea, “el Consorcio de Transportes abrirá expediente administrativo a la concesionaria y le impondrá la correspondiente sanción”. Un comunicado de FAMMA-Cocemfe asegura que “no es la primera vez que un conductor de La Veloz genera problemas con pasajeros” y recuerda que en 2016 el conocido cantante ‘El Langui’ realizó una protesta después de que un conductor no le permitiese subir con su silla motorizada al autobús.

Posible delito de odio

Según Javier Font, presidente de FAMMA-Cocemfe, “La realidad pone de manifiesto que en 2020 las personas con discapacidad siguen siendo acosadas por ser diferentes y que como sociedad no podemos bajar la guardia en la vigilancia y castigo de estas actitudes de odio contra las personas con discapacidad”.

Según el artículo 510 del Código Penal, si se demuestra el delito de odio, el conductor del autobús podría enfrentarse a penas de entre seis meses a dos años, y multa de seis a doce meses, ya que el Código castiga a “Quienes lesionen la dignidad de las personas mediante acciones que entrañen humillación, menosprecio o descrédito [..] [..] por razón de su discapacidad.”