Vox recoge el rechazo del Pleno en una moción en la que parte de los concejales se «levantaron» de sus sillas

990
El panel muestra la mayor parte de las pantallas de concejales. Faltan dos, que no caben en el panel y que también se "levantaron" de su silla mientras se debatía la moción de Vox (imagen capturada de la retransmisión en directo del Pleno)

El debate de la moción, en apoyo a las Fuerzas de Seguridad del Estado y de «condena a los actos violentos sufridos por los miembros de Vox», fue votada en contra por 20 ediles y contó con la abstención de otros tres, votando a favor solamente la concejala proponente.

Un espectáculo bochornoso el vivido esta mañana en el Pleno municipal de Rivas. La concejala de Vox, María Ángeles Guardiola, ha pretendido la aprobación de un texto en el que, al tiempo que se hacía profesión de condena de «toda la violencia», sólo lo hacía realmente respecto a una supuesta violencia ejercida contra Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y, según la edil, contra miembros de Vox.

En realidad, en la argumentación de la propuesta, la concejala del partido de Santiago Abascal lo que ha hecho ha sido una condena «de la izquierda», a la que en una de sus intervenciones ha tachado de «verdaderos fascistas» por oponerse a los mítines de su partido. En el momento álgido de su segunda intervención, y tras reconocer que las intervenciones anteriores le habían «roto el discurso», ha cargado contra el PSOE, de quien ha afirmado que «blanquea el terrorismo», y ha llegado a llamar «cínicos y farsantes», sin que pudiera entenderse que tales insultos iban dirigidos contra otras personas que las que componen el Pleno. No obstante, y ante la petición del Alcalde de que retirase esos insultos, «bochornosos para la ciudadanía que esté viendo el Pleno», Guardiola ha asegurado que se estaba refiriendo «al Gobierno de la nación», aunque en ningún momento había dicho nada que se refiriese al mismo.

Rechazo generalizado, con algunos matices

La moción, y en mayor medida la exposición de la misma por parte de la concejala de Vox, ha generado intervenciones desusadamente duras en contra de ella. En algunos casos, como el de las concejalas y concejales de Podemos y de Izquierda Unida, ni siquiera han aceptado debatir la moción, ausentándose de sus respectivas cámaras y manteniendo sus sillas vacías durante todo el debate. Las y los ediles del PSOE no han adoptado esa actitud, pero ni siquiera han pedido la palabra en ninguno de los turnos, negándose así también a participar en el debate.

Las tres fuerzas políticas, que componen el Gobierno local, han emitido una nota de prensa al finalizar el Pleno, en la que explican su postura. La nota afirma que «En el Pleno municipal, celebrado esta misma mañana, los grupos municipales Izquierda Unida Rivas-Equo-Más Madrid, Socialista y Podemos, en un ejercicio de responsabilidad democrática, han decidido no participar del debate ante la estrategia de victimización de Vox como pretendía su portavoz durante la sesión plenaria». Señalan asimismo que «no puede haber medias tintas frente a las amenazas de muerte», en relación a las que recibieron la semana pasada el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, y el candidato de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid, Pablo Iglesias, así como otras más recientes contra distintas autoridades e instituciones. La nota prosigue argumentando que «Las dinámicas de odio alentadas por Vox son incompatibles con las libertades democráticas ya que atentan contra la libertad sexual, contra la igualdad y contra la diversidad cultural y racial de nuestra ciudad y de nuestra Comunidad. No son respetables en democracia las actitudes homófobas, machistas o racistas. El comunicado concluye que «Desde Rivas seguiremos defendiendo los derechos sociales que tanto nos costó conquistar y los pilares fundamentales de la democracia».

La portavoz del Partido Popular, Janette Novo, ha sido especialmente dura con Guardiola y le ha recriminado que en su moción no incluya la condena a los ataques que la propia concejala de Vox lanzó hace unas semanas en sus redes sociales contra la concejala de Transición Ecológica, Vanessa Millán, miembro de Podemos, y contra el concejal no adscrito, Antonio Sanz. «Sin esas condenas», ha dicho la concejala popular, «no votaré a favor de su moción», a pesar de estar «totalmente a favor de condenar la violencia contra las Fuerzas de Seguridad». Novo, en su segunda intervención, ha llegado a tildar la postura de Guardiola de «deleznable».

El portavoz de Ciudadanos, Bernardo González, ha sido el menos crítico con la concejala de Vox, si bien ha recalcado que sólo votaría a favor de una moción en la que «se condene la violencia venga de donde venga, sin matices».

La moción ha sido rechazada finalmente con 20 votos en contra, tres abstenciones y el único voto a favor de la propia María Ángeles Guardiola. El Pleno ha contado con la presencia de sólo 24 concejales, en lugar de los 25 habituales, debido a la baja por maternidad de Jasmin Manji, concejala de Mujer e Igualdad.