Cientos de ripenses visitan a sus difuntos bajo medidas especiales de seguridad sanitaria

677

Las medidas tomadas por el Ayuntamiento han sido protagonistas en esta jornada de Todos los Santos en la que cientos de ripenses visitan el camposanto de la ciudad para honrar a sus difuntos.

El Día de Todos los Santos es una festividad cristiana que tiene lugar el 1 de noviembre para las iglesias católicas de rito latino y el primer domingo de Pentecostés (séptimo después de la Pascua de Resurrección) en la Iglesia ortodoxa y las católicas de rito bizantino. No se debe confundir con la conmemoración de los Fieles Difuntos que es el día siguiente, 2 de noviembre.

En Rivas, como todos los años, cientos de vecinos acuden al camposanto a honrar a sus difuntos con ofrendas florales y oraciones, pero este año, debido a la situación actual de emergencia sanitaria, las visitas se han realizado bajo medidas especiales de seguridad sanitaria.

Como ya es habitual y conocido por la ciudadanía, para el acceso será obligatorio el uso de mascarillas y guardar las distancias de seguridad, teniendo en cuenta que no puede haber agrupaciones de más de seis personas y que no se puede comer ni fumar dentro de las instalaciones.

Y con la idea de evitar al máximo el cruce de personas, se ha establecido un circuito en un único sentido con la entrada por la puesta situada junto a la Avenida del Levante y la salida por el aceso situado junto a la calle Rafael Canogar (entrada principal), en un horario de de 9:00 a 18:00 horas en horario ininterrumpido y con un aforo máximo de 50 personas a la vez.

Así, dos personas (personal del cementerio) se han encargado de controlar este aforo de entrada y salida en el que el tiempo máximo de permanencia o de estancia en el cementerio será de 45 minutos. Además no ha estado autorizada la realización de actos religiosos en el interior del recinto.

Sobre el Cementerio de Rivas

No se tiene una fecha exacta del cuando inició su actividad el cementerio de Rivas, pero se calcula que aproximadamente sobre el año 1945. Está situado en la calle Calle Rafael Canogar, nº 1 (junto al cuartel de la Guardia Civil) y tiene una superficie de 2.688 m2.

El camposanto ripense, que depende del Área de Salud del Ayuntamiento, cuenta actualmente con 250 sepulturas, 558 nichos y 100 columbarios. Actualmente, se encuentra en fase de ampliación, con lo que se ofrecerán ofrecer a la población 132 nuevos espacios para enterramiento entre nichos (60) y columbarios (72).