¿Cuándo puedo quitarme la mascarilla?

2403

El uso de mascarilla ya es un acto habitual en nuestras vidas. Más de un año después, hoy día 26 de junio podremos prescindir de ella, pero con ciertas limitaciones. Las condiciones de uso depende de el tipo de espacio, abierto o cerrado y distancia mínima interpersonal. Las sanciones por incumplimiento serán, como hasta ahora, de hasta 100 euros.

Más de un año después la mascarilla dejará de ser obligatoria en la calle. Este 26 de junio ya nos podremos despedir de ella, pero con condiciones. Habrá situaciones en las que sea necesario ponérsela, como en espacios cerrados o en aglomeraciones. De todos modos, las condiciones se suavizan muchísimo respecto a mayo de 2020, cuando se hicieron obligatorias en plena primera ola de una pandemia que, poco a poco, va llegando a su fin.

En el Boletín Oficial del Estado de ayer viernes día 25 de junio se ha publicado el Real Decreto-Ley 13/2021, de 24 de junio, por el cual se procede a modificar el artículo 6 de la Ley 2/2021 de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la pandemia.

Los cambios que se introducirán en nuestras vidas afectan, principalmente, a la eliminación, a partir de hoy sábado día 26 de junio, del uso obligatorio de mascarillas en la vía pública y en espacios al aire libre, siempre y cuando se guarde la distancia de seguridad entre personas. Las sanciones por el uso incorrecto de la mascarilla e imcumplir las nuevas normas serán, como hasta ahora, de hasta 100 euros.

Se mantiene la obligatoriedad del uso de la mascarilla al aire libre para personas de seis años en adelante, cuando se produzcan aglomeraciones y no se pueda mantener una distancia mínima de 1,5 metros entre personas, salvo grupos de convivientes. También sigue siendo obligatorio el uso de mascarilla en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, así como en los medios de transporte público, especificándose que esto incluye andenes y estaciones de viajeros. La mascarilla también será obligatoria en los eventos multitudinarios al aire libre, cuando los asistentes estén de pie o si están sentados cuando no se pueda mantener 1,5 metros de distancia entre personas, salvo grupos de convivientes.

La obligación se mantiene excepto para las personas que presenten algún tipo de enfermedad o dificultad respiratoria que pueda verse agravada por el uso de la mascarilla o que, por su situación de discapacidad o dependencia, no dispongan de autonomía para quitarse la mascarilla, o bien presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización. Igualmente, según indica el BOE, no será exigible en el caso de que, por la propia naturaleza de las actividades, el uso de la mascarilla resulte incompatible con arreglo a las indicaciones de las autoridades sanitarias.

El BOE completo puede verse en ESTE ENLACE.

Uso obligatorio en todo el transporte público

La Comunidad de Madrid recuerda el uso obligatorio de la mascarilla en todo el transporte público, Metro y autobuses urbanos e interurbanos de la región, pese se haya flexibilizado su uso en exteriores desde mañana 26 de junio.

Para evitar confusiones y garantizar la seguridad de los viajeros, la Comunidad de Madrid, a través del Consorcio Regional de Transportes, recuerda la importancia de llevarla puesta, como hasta ahora, tanto en las estaciones como en el interior de los trenes, en el caso de Metro, así como en vehículos y autobuses de transporte público.

Desde que se hizo obligatorio el uso de la mascarilla en el transporte público, el pasado mayo del año 2020, Metro de Madrid diseñó un cartel para informar a los viajeros en todas sus instalaciones (accesos y andenes de las estaciones), donde continúan expuestos.

Hasta ahora, de manera prácticamente unánime, los viajeros la llevan puesta correctamente, haciendo posible los viajes seguros. Solo se ha registrado algún hecho aislado en el que algún usuario no la llevaba o de manera incorrecta, en cuyo caso se ha recordado por parte del personal de Metro la necesidad de llevarla.

En el caso de la red urbana e interurbana de autobuses, el acceso a los vehículos recuerda en todo momento la obligatoriedad de su uso a la hora de acceder al mismo.