Del Cura relaciona el ‘parón’ de licencias de obra con la solución por parte de la Comunidad de la falta de dotaciones en Rivas

2724
Obras en el sector del Cristo de Rivas (Foto Ayto Rivas)

El Alcalde ha lanzado a Isabel Díaz Ayuso un mensaje claro: para evitar problemas como los ocasionados por el ‘parón’ en la concesión de licencias de obra de carácter residencial es necesario que la Comunidad construya las infraestructuras que Rivas requiere, tanto en Sanidad como en Educación o Transporte.

El alcalde de Rivas, Pedro del Cura, ha dado cuenta esta mañana, en el Pleno municipal, de los resultados de la consulta recientemente realizada para conocer la opinión de la ciudadanía sobre si debe pararse temporalmente el crecimiento de la ciudad mientras se desarrolla un proceso destinado a «repensar» cómo debe ser en las próximas décadas ese crecimiento.

Aparte del resumen de los datos de participación y de los resultados relativos a la consulta, Del Cura ha lanzado un mensaje claro, con una destinataria precisa: la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. El mensaje también ha sido evidente: mientras la Comunidad de Madrid no solucione las necesidades acuciantes del municipio en varios aspectos  de competencia autonómica (especialmente los relacionados con las infraestructuras de sanidad, educación y transporte), las promotoras y constructoras no van a poder ‘hacer caja’ en Rivas en el sector de las construcciones residenciales.

El regidor ha resaltado la legitimidad de la consulta haciendo referencia a que «ninguno de los grupos representados en este Pleno ha obtenido el número de votos» recibidos en la misma. Ha criticado también, al igual que la portavoz socialista, Mónica Carazo, la postura de la oposición de centrarse en el carácter legal o ilegal de la consulta, en lugar de «participar en el debate con propuestas» respecto a un tema «de la mayor trascendencia para la ciudad».

También ha resaltado que las propuestas al Pleno derivadas del resultado de la votación ciudadana se llevarán a cabo en una futura sesión del mismo, lo cual es tanto como explicitar que los resultados de la consulta no tendrán efecto inmediato por sí mismos, sino que deberán traducirse en una votación del Pleno municipal sobre una propuesta concreta del Gobierno.

Legalidad o ilegalidad de la consulta

Desde la oposición local se ha entendido este mensaje como el fundamental en la información aportada sobre la consulta. Si bien el PP, Vox y el concejal no adscrito Bernardo González han puesto también el acento en lo que consideran una consulta ilegal, todos ellos han criticado el mensaje implícito del Alcalde.

La respuesta al mismo ha sido diferente: desde la consideración de María de los Ángeles Guardiola, de Vox, de que la participación ciudadana se plasma en la votación en las elecciones municipales, hasta la expresada por Janette Novo, del PP, en el sentido de considerar ilegal la consulta (con aporte de detalles concretos del articulado de la legislación estatal y autonómica que en opinión de la edil se ha obviado) y «desleal» la realización de la misma sin haber notificado previamente al Pleno el carácter y forma de la misma. Novo ha hecho al Gobierno local un llamamiento en el sentido de que que respete esa «lealtad al Pleno» antes de «pedir ayuda a la Comunidad».

Lo que está en juego con las licencias de obra

Durante el debate surgido tras la información del Gobierno se ha puesto de manifiesto que una parte de la oposición no ha asimilado que el ‘parón’ propuesto por el Gobierno local a la ciudadanía afectaría a todas las zonas calificadas como de uso residencial en el Plan General de Ordenación Urbana. Este ámbito territorial diferencia la propuesta implícita en la consulta, de lo aprobado en Pleno en el pasado mes de julio, ya que entonces la Corporación aprobó por mayoría la paralización temporal de la concesión de licencias de obra residencial en un solo sector: el del Cristo de Rivas.

Al respecto, en su información el Alcalde ha reconocido que el Ayuntamiento revisará las licencias solicitadas en las zonas que no son el Cristo de Rivas. Lo relativo a esta última zona ya quedó «sellado» por la votación en el Pleno de julio, por lo cual las solicitudes de licencia de obra en ese sector y no concedidas aún, quedan suspendidas, sí o sí. Pero Del Cura ha dejado la puerta abierta a que las relativas a otros sectores de la ciudad sí se revisen de forma que se pueda pergeñar una respuesta positiva a las mismas, especialmente las «relacionadas con urbanizaciones unifamiliares no demasiado grandes». Para ello se da un plazo: antes de que el Gobierno local lleve a un próximo Pleno una propuesta derivada de los resultados de la consulta. Porque cuando eso ocurra, y si el Pleno vota mayoritariamente la propuesta, ya no habrá opciones para ninguna solicitud de licencia de obra residencial, en ningún sector de la ciudad.