La presidenta de la Comunidad pone límites al apoyo a la propuesta de Vox sobre el ‘Pin parental’

194
Isabel Díaz Ayuso, acompañada por Ignacio Aguado (Foto archivo Comunidad de Madrid)
Isabel Díaz Ayuso, acompañada por Ignacio Aguado, durante la rueda de prensa (Foto Comunidad de Madrid)

En una intervención pública realizada ayer, Isabel Díaz Ayuso hace gala de que “En Madrid siempre ha existido y va a seguir existiendo un clima de absoluta tranquilidad en el sector educativo” y expresa su “defensa absoluta de la autoridad del profesorado y de ese vínculo directo entre el profesor y el alumno”. Lanza una advertencia: con la “libertad de elección” que asegura que caracteriza a la educación en la Comunidad de Madrid, se cubre “el acuerdo de investidura” y “Cualquier otra petición se queda al margen” del mismo.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, hizo ayer una intervención en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno en la que realizó una serie de valoraciones relacionadas con la polémica imposición de Vox en Murcia acerca del conocido como ‘Pin parental’. Díaz Ayuso comenzó su intervención situando lo que entiende como “un clima de absoluta tranquilidad en el sector educativo en Madrid” en el contexto de “la libertad de elección de centro por parte de los padres” y de “la defensa absoluta de la autoridad del profesorado y de ese vínculo directo, que siempre ha existido, tan necesario y que se está cada vez perdiendo más, el vínculo directo entre el profesor y el alumno”.

En este contexto, la Presidenta abundó en el carácter que su Gobierno piensa tener como “muro de contención” frente a lo que considera un “ataque directo del gobierno de España contra la libertad educativa de las familias”. Realizó además una advertencia: “Ya les anuncio que cualquier ataque, cualquier amenaza de la ministra Celaá de adoctrinar en las aulas, como ya hicieron con la última Ley Educativa y con la asignatura de Educación para la Ciudadanía, será defendida y será corregida desde la CM”

Límites a las exigencias de Vox

Sin embargo, junto a estas advertencias al Gobierno central, Díaz Ayuso deslizó en su intervención lo que parece ser una clara advertencia también a Vox, partido del que depende la estabilidad de su Gobierno (formado por PP y Ciudadanos, que reúnen 56 escaños y que sumó el apoyo de los 12 diputados de Vox en la investidura, frente a la suma de los 63 escaños de PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos).

La presidenta de la Comunidad dijo que para seguir potenciando esa libertad de elección en la educación “nosotros, cuando firmamos el acuerdo de Investidura, ya acordamos que las familias podrían tener al principio del curso, antes de elegir la matrícula, todas aquellas actividades extracurriculares previstas, para que los padres pudieran elegir en libertad”, y remachó: “Es decir, esto ya se ha acordado y es lo que vamos a hacer a partir del próximo curso”.

Esta referencia iría en la línea de descartar que vaya a admitir exigencias similares a las que ha intentado imponer Vox en Murcia con el ‘Pin parental’. En este sentido, Isabel Díaz Ayuso fue más explícita cuando añadió: “Cualquier otra petición se queda al margen del acuerdo de Investidura”.