Policía Local no sancionará durante el primer mes las infracciones en las Zonas de Bajas Emisiones

2193
Señalización de la ZBE en el entorno del CEIP Las Cigüeñas (Foto Kike Ayala/RIVAS ACTUAL)

La labor de los agentes será exclusivamente informativa y de explicación al menos hasta el 30 de septiembre. El Gobierno local insiste en que las principales razones que sustentan la instauración de las ZBE son la defensa de la salud de alumnado y profesorado y el aumento en la seguridad de ambos colectivos.

La Policía Local no pondrá denuncias durante el plazo de un mes, y al menos hasta el 30 de septiembre, a quienes infrinjan la normativa impuesta en las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) en centros escolares. Así lo ha anunciado esta mañana la concejala de Seguridad, Marisa Pérez, durante la rueda de prensa en la que se ha informado extensamente sobre la normativa.

Durante este periodo «de gracia», los agentes de Policía se limitarán a informar a los conductores de los vehículos que infrinjan la normativa, explicándoles la naturaleza de la misma. A partir del 1 de octubre (la concejala ha hablado hoy de «un mes» como plazo, pero distintas fuentes coinciden en que probablemente se establezca como límite el último día de septiembre), sí se procederá a denunciar a quienes incumplan la normativa. Para ello, además de la presencia de agentes en los horarios de restricción, el Ayuntamiento instalará cámaras con capacidad de lectura de matrículas.

De izquierda a derecha, Marisa Pérez, Mónica Carazo, Pedro del Cura y Aida Castillejo, durante la rueda de prensa (Foto Rivas Actual)

Tanto Pérez como el Alcalde, Pedro del Cura, han insistido en que la delimitación de estas ZBE está amparada por la conocida como Ley de Cambio Climático. En concreto, la concejala ha recordado que, si bien las medidas requerirán «alguna modificación de la Ordenanza de Movilidad», el conjunto de la normativa para las ZBE «está amparado por la legislación y normativa actuales».

En este sentido, ambos políticos han insistido en que las razones de más peso para haber tomado la decisión de instaurar las Zonas es la «defensa de la salud y de la seguridad» del alumnado, del profesorado y del conjunto de la población ante una realidad que «a pesar de los numerosos acuerdos que existen al respecto, no termina de ‘coger el toro por los cuernos’ para empezar a bajar significativamente las emisiones de CO2», en palabras del Alcalde.