Uros Rivas se mantiene imbatido y líder de su grupo en Liga EBA tras derrotar ayer a CB Daimiel

1020
Sargent encesta tras capturar un rebote. El pivot de Uros terminaría lesionado (Foto RIVAS ACTUAL)

Derrotó a Autocares Rodríguez Daimiel (75-60) en un partido espeso hasta la mitad del tercer cuarto, en que los ripenses despertaron de la mano de Frutos y endosaron un parcial de 12-0 a los daimieleños. Tras esta victoria y la obtenida la semana anterior en Lanzarote, Uros sigue imbatido y lidera la clasificación.

Muy, muy espeso se mostró ayer Uros Rivas ante un rival, Autocares Rodríguez Daimiel, que llegaba con vitola de equipo modesto y recién ascendido a la categoría, pero que demostró que si se lo ponen medianamente fácil, puede complicar la vida a su oponente.

En el primer cuarto los ripenses arrastraron una incomprensible modorra defensiva y un vacío de ideas en ataque que les llevó a perder nada menos que por 15 puntos (10-25). Zarandeados desde el banquillo por su técnico, Juanjo Simón, consiguieron remontar parcialmente en el segundo periodo (parcial de 20-15) y llegar al descanso con un marcador preocupante no sólo por las cifras (30-40), sino porque lo que se veía en el parqué no resultaba nada alentador.

En el comienzo del tercer cuarto no mejoraron demasiado las cosas y las diferencias en el luminoso seguían moviéndose en el entorno de esos 10 puntos que los visitantes habían obtenido anteriormente. Tuvieron que pasar más de cuatro minutos del tercer cuarto para que Simón sentara a Alex Zamora, más ansioso que acertado, y sacara a Frutos. El 13 ripense se hizo cargo de la situación como nadie (incluido él mismo) había hecho antes en el partido. Empezó a actuar con una lógica que hasta ese momento había faltado en el ataque de los del Cerro. Movía el balón, buscaba compañeros con buena posición y, si no los encontraba, penetraba a canasta.

Hasta cuatro personales forzó el base ripense de esa manera hasta el final del tercer periodo. Como, además, tuvo un alto acierto encestando los tiros libres, el resultado fue que al final del cuarto Uros se quedaban a un punto de los visitantes, y eso después de invalidar la mesa una canasta de Sargent sobre la bocina que, a falta del video reservado para divisiones más privilegiadas, hemos de considerar invalidación más que dudosa. Con todo, el marcador del parcial había sido de 17-8, una buena remontada.

El último cuarto tuvo sus altibajos. En general, la defensa de Uros subió varios puntos su nivel (a pesar de que sólo acumuló diez faltas en todo el partido) y dejó con pocas opciones a un Daimiel que, pecando en muchas ocasiones de ingenuidad, insistía en penetraciones que parecían buscar más la suerte que la jugada medida. Dos faltas en ataque pitadas a González Mota, un jovencísimo base con maneras, pero con evidente bisoñez en esas lides, exacerbaron a la afición daimieleña que había acudido a animar a su equipo, pero en ambas ocasiones el defensor había cantado sus intenciones llegando antes a tomar la posición y cazó al alcarreño con todas las de la ley. A reseñar una lesión de Sargent que le llevó al banquillo, sin que se haya conocido el alcance de la misma.

Entrando ya en el último tercio del periodo, los errores en ataque y una cierta bajada de brazos en defensa por parte de los visitantes facilitaron la labor a unos Uros que se vinieron arriba y colocaron un abultado 75-60 en el luminoso al sonar la bocina de final de partido. Un resultado que no narra bien, por excesivo, lo vivido ayer en el Cerro del Telégrafo.

Invictos y liderando la tabla

A la victoria de ayer ante el CB Daimiel hay que añadir la conseguida por Uros el sábado anterior en Lanzarote (63-73), ante Aloe Plus Lanzarote Conejeros. Se constató que se trataba de un partido trampa en una pista complicada y contra un equipo que ha ido mejorando desde que empezó la temporada.

Empezó muy intenso y agresivo el conjunto local y, basados en el acierto exterior de su jugador De Haro, que hizo 3 triples seguidos sin fallo, puso el marcador en un 13-5 preocupante. Una mejor defensa exterior y un buen acierto de Marín y Juanjo Jiménez en ataque hizo que el marcador al final de primer cuarto acabara en empate. Más centrados y serios en el segundo cuarto los de Uros, dominando rebote y pudiendo correr, consiguieron ventaja en el marcado y, a pesar de un bajísimo porcentaje exterior, les hizo coger hasta 7 puntos de ventaja de máxima a minuto y medio para el final. Un mal último minuto con un 8-0 de parcial dejó las cosas en +2 para los isleños. Destacar a De Haro que anotó 6 triples de 7 en esta primera parte.

La segunda empezó con otros dos triples locales y una ventaja de hasta 7 puntos que auguraban problemas para los ripenses. Sin embargo, la rotación amplia de Uros, una mucho mejor defensa y el trabajo frente a De Haro, que no volvió a anotar de 3, unido al desgaste de los locales, hicieron que las tornas cambiaran totalmente y acabara el cuarto con 9 arriba para los de Juanjo Simón.

El último cuarto, pese a los últimos intentos de Lanzarote, basados en una durísima defensa y balones interiores a sus hombres altos, el oficio y veteranía de Uros, unido a una mayor continuidad defensiva que permitió transiciones rápidas, concedió una victoria meritoria de Uros de Rivas.

Estadísticas de Uro Rivas – CB Autocares Rodríguez Daimiel

Estadísticas de Aloe Plus Lanzarote Conejeros – Uros Rivas

Clasificación Liga EBA Grupo BA