CCOO de La Veloz afirma que “no son ciertas” las acusaciones contra el conductor acusado

249

La sección sindical de CCOO de La Veloz ha hecho público un comunicado en el que afirma que “tenemos claro que nuestro compañero no ha hecho nada de lo que se le acusa, y los testigos así lo han corroborado ofreciendo sus versiones”. La organización sindical afirma también haber recogido dichos testimonios en una “investigación propia” que comenzó a realizar nada más conocer la acusación.

Un comunicado difundido hoy por redes sociales y firmado por la Sección Sindical de CCOO de La Veloz afirma categóricamente que “no son ciertas” las acusaciones por maltrato a una pasajera con movilidad reducida que se hicieron recientemente contra uno de los conductores de la línea 334 (Madrid-Rivas). El comunicado asegura que el propio sindicato “se puso a investigar tan graves hechos” desde el mismo día 6 de febrero, en que se hizo pública la denuncia que la asociación FAMMA-Cocemfe (de apoyo a personas con discapacidad) había interpuesto ante la empresa La Veloz y ante el Consorcio Regional de Transportes. El sindicato asegura que los testigos con quienes dice haber hablado en el curso de su investigación “han corroborado con sus versiones” la opinión de que “nuestro compañero no hizo nada de lo que se le acusa”. Explica, además, que “Si tuviéramos la más mínima duda, no estaríamos ayudándole ni defendiéndole”.

CCOO de La Veloz da cuenta también del estado de ánimo del conductor acusado: “está destrozado, como no podía ser de otra forma”. Asegura también que la suspensión cautelar del servicio que el conductor ha sufrido fue impuesta por la empresa, pero “por orden del CRTM” [Consorcio Regional de Transportes de Madrid]. Este organismo, sin embargo, “a día de hoy no se ha puesto en contacto con el compañero acusado para preguntarle absolutamente nada”. Por su parte, fuentes del Consorcio de Transportes declararon a este respecto a RIVAS ACTUAL el pasado 13 de febrero que estaban “investigando la denuncia” que FAMMA le había hecho llegar  al mismo tiempo que a La Veloz, si bien detallaban que el apartamiento cautelar del servicio al conductor  era “cosa de la empresa” y no del Consorcio.

Asociaciones de apoyo y ayuda a personas con distinto tipo de discapacidad de Rivas han confirmado a RIVAS ACTUAL que la conducta de la que se acusa al conductor “no es en absoluto habitual”. “De hecho”, nos dice la directora del centro ocupacional de ASPADIR, no recuerda “haber escuchado comentarios en este sentido”, en sus diez años como directora del mismo. Por su parte, fuentes del Comité de Empresa de La Veloz inciden en que “estamos acostumbrados a tratar habitualmente con personas con diferentes tipos de discapacidad” y no se dan casos como éste.

EDITORIAL sobre este tema