El proceso ‘Rivas, párate a pensar’, sometido recientemente a votación, da hoy su primer paso en un Consejo de Ciudad

1536
Aspecto de un Consejo de Ciudad (Foto archivo febrero 2013)

El proceso fue expuesto a votación de la ciudadanía a finales de octubre y dio como resultado una clara apuesta por paralizar la construcción de edificios residenciales para abordar por dónde deben ir las modificaciones al Plan General de Ordenación Urbana. El proceso ha implicado la aprobación en el último Pleno de la suspensión temporal de las licencia de obra residencial en Rivas.

El proceso ‘Rivas, párate a pensar’, que el Gobierno local sometió a votación de la ciudadanía a finales de octubre pasado, da hoy su primer paso en la reunión del Consejo de Ciudad que se celebrará esta tarde en el Salón de Actos del Edificio de Servicios Administrativos del Ayuntamiento.

Así lo ha hecho saber el Ayuntamiento mediante una nota de prensa en la que explica que la reunión podrá seguirse de forma presencial, aunque también mediante una emisión en directo a través del canal de video municipal, rivasciudad.es/tv

Una decisión adoptada por aplastante mayoría

El proceso de consulta vecinal fue planteado, también en un Consejo de Ciudad, y sometido a votación del 18 al 24 de octubre pasados, con una propuesta que explicaba la necesidad de estudiar detenidamente, y de forma abierta a la participación ciudadana, qué revisión había que hacer en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para abordar un problema manifestaco de manera obvia en los últimos años: el crecimiento de Rivas en cuanto a número de habitantes censados no se corresponde ya, como sí ocurría décadas atrás, con la construcción de infraestructuras básicas que den servicio a esos nuevos vecinos.

Los continuados retrasos por parte de la Comunidad de Madrid en lo que a construir y poner en marcha dotaciones, sobre todo en materia de Sanidad y Educación, hacen que la afluencia de nuevas personas que vienen a vivir a Rivas se enfrente a la imposibilidad de ofrecerles los servicios básicos que requieren para vivir dignamente en la ciudad.

El proceso participativo ‘Rivas, párate a pensar’ pretende abrir un espacio en que la ciudadanía aporte sus opiniones respecto a qué hay que hacer con ese problema. El terreno que el municipio tiene destinado a construcción de edificos de carácter residencial en el PGOU actualmente en vigor (que data de 2004) no es demasiado, pero sí podría suponer, en caso de que se siguiese construyendo con las pautas marcadas en él, la afluencia, en los próximos años, de un importante número de nuevos vecinos.

Es por ello que el desarrollo de este proceso participativo expuesto a votación por el Ejecutivo local llevaba consigo la suspensión temporal de licencias de obra para edificios residenciales. La importante participación obtenida en la votación (14.199 personas mayores de 16 años, en torno a un 25% del total de población censada en esa franja de edad) y el resultado de la misma (81,99% a favor de comenzar el proceso participativo y, por tanto, de paralizar temporalmente las nuevas construcciones) hicieron que el Gobierno llevase al último Pleno municipal la materialización de esta votación: la suspensión temporal de las licencias de obra residencial.

Ahora, con ese paso ya dado, corresponde a la ciudadnaía aportar su participación y su implicación en la tarea de decidir hasta dónde debe crecer, y de qué manera, Rivas en los próximos años.

El Consejo de Ciudad en el que comienza este proceso se celebra hoy, martes 30 de noviembre, a las 18:30 en el Salón de Actos del Edificio de Servicios Administrativos (Plaza de la Constitución s/n)