La actualidad de Rivas día a día

Puedes seguirnos en

Síguenos en: FacebookSíguenos en: TwitterSíguenos en: LinkedInSíguenos en: TuentiSíguenos en: MySpace


Leganés labró su propia derrota ante Rivas Promete en Liga Femenina 2


RIVASPROMETE_LEGANES (15)

A Regina Gómez, jugadora de Rivas Promete, le costó entrar en el partido más que en otras ocasiones, pero volvió a ser una de las destacadas. (Fotografía: Kike Ayala)

Perdió ayer (78-54) fundamentalmente a causa de sus propios errores y carencias. Destacadas por el equipo local Miliauskaite, Regina Gómez, Calvelo, Gema García y una enorme Verónica Matoso, que terminó como merecida MVP con 25 de valoración gracias a sus 9 rebotes y sus 14 puntos anotados. Por el bando visitante, Celia Menéndez (13 de valorción, 15 puntos y 5 rebotes) y la muy luchadora Estela Rubio (12 de valoración, 13 puntos y 3 rebotes) soportaron la armadura del equipo pepinero. Hasta tres jugadoras de la cantera del antiguo Rivas Ecópolis (Paula Justel, Marta Pérez y Lucía Togores) intervinieron en las filas del Leganés.

ÁLBUM DE FOTOGRAFÍAS

Partido más bien malo el que jugaron ayer en el Cerro del Telegrafo Rivas Promete y Leganés. Muchos errores ante las canastas rivales por parte de ambos equipos y posesiones innecesariamente largas en muchos casos, pero especialmente en el haber de las locales, que en varias ocasiones se quedaron sin tirar a canasta y en otras, a punto estuvieron de hacerlo. Juego embarullado que sólo a ratos brilló como se supone que debe hacerlo el de equipos que militan en la segunda categoría nacional.

Ya desde el primer cuarto se intuía que el encuentro no iba a deparar grandes momentos de baloncesto, porque los ataques eran espesos y las defensas dejaban lagunas impropias de la categoría. La estatura de las pivots de Leganés se imponía en esa primera fase tanto en defensa como en ataque, para desesperación de una grada poco nutrida (unas cien personas, fieles seguidoras del baloncesto frente al superpartido de fútbol que la televisión ofrecía en esos momentos). Rivas tardó alrededor de cinco minutos en ponerse por delante en el marcador, pero siempre con unos números bajos, muy bajos. Poco a poco se fue entrando en calor y el cuarto terminó con un parcial de 18-14 pese a todo.

En el segundo periodo seguían sin engranarse las jugadas, que resultaban innecesariamente trabadas, porque no se hacían defensas presionantes que justificaran la lentitud en encontrar el pase o el tiro. Gema García solucionó en ese segundo cuarto varias situaciones aparentemente irresolubles como lo suelen hacer las jugadoras “pequeñas”: armándose de valor y entrando a canasta, suerte en la que sacó petróleo en más de una ocasión. Marta Blanes tiró de experiencia y de saber hacer anotando varios triples que sujetaron a Rivas cuado la igualada en el luminoso aún parecía amenazar el tímido despegue de las locales. Una inusualmente poco activa Regina Gómez se dejaba notar en la cancha (imposible no hacerlo para una jugadora tan sólida como ella), pero mucho menos de lo habitual en su juego. A base de dar paso tras paso, Rivas Promete consiguió hacer hueco en el marcador y terminó ganando el periodo con un parcial de 18-9 que le sirvió para irse al descanso con un tranquilizador 36-23.

El vestuario, que suele obrar maravillas en casi todos los equipos que tienen algo que decir, no le sirvió en este caso a Leganés para mejorar lo que debería. El tercer cuarto quizás fue el periodo en que las visitantes cometieron más errores y desperdiciaron buenas situaciones de canasta, especialmente bajo el aro rival, en el que Matoso, Miliauskaite y Calvelo agarraron varios rebotes defensivos milagrosos, dada la envergadura de las jugadoras interiores de Leganés. Fue, como suele ocurrir con Rivas Promete, el cuarto de la mejor defensa local y en el que las jugadoras exteriores consiguieron dos o tres robos de balón que lamentablemente pocas veces acabaron en canasta por la imprecisión en la bandeja final. A pesar de ello, el tiro exterior, que sí funcionó bastante bien sobre todo gracias a Laura Izquierdo, hizo que Rivas Promete se fuera casi a los treinta puntos (62-35 al terminar el tercer cuarto, tras un parcial de 26-12). Del juego interior se encargó en este periodo una Claudia Calvelo enorme al atacar el aro rival.

RIVASPROMETE_LEGANES (23)

El acto final de la obra siguió el guión esperado: empujín desesperado de Leganés al que Rivas sólo respondió parcialmente, en parte debido a que Nacho Fernández de Córdoba hizo lo que debía hacer: dar minutos a las tres junior (Paula García, que compartió la cancha con su hermana Alba, jugadora del equipo rival; Irene Vicente y Carolina Arfinengo. Las cateranas se defendieron bien en la cancha, aunque sólo Arfinengo consiguió anotar dos puntos de tiros libres.

Con este resultado y tras la sorprendente derrota de Alcobendas en su cancha ante UCAM Jairis, Rivas Promete afianza su tercer puesto, ahora ya a una sola victoria del líder (el propio Alcobendas), y del segundo clasificado, Sant Adriá (que ganó con dificultades a Lima-Hort Barcelona). El próximo partido de Rivas Promete será determinante, pues jugará ante Alcobendas en la cancha de este último, el 28 de noviembre a las 19:30. No será ya hasta el 5 de diciembre cuando las ripenses vuelvan a jugar en casa (Cerro del Telégrafo, 19:30 horas), midiéndose en esa ocasión ante UCAM Jairis (cuarto clasificado ahora y empatado a victorias con Rivas). Dos semanas, pues, extraordinariamente importantes para dibujar el futuro de la primera vuelta de este grupo de Liga Femenina 2.

Clasificación del Grupor B

Escrito por en 22/11/2015. Archivado en 0Destacadas,Baloncesto,Deportes. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.